Skip to content


El Crowding out de Rajoy nos lleva al desastre.

El efecto desplazamiento (también conocido como efecto expulsión o crowding out) es una situación en la que la capacidad de inversión de las empresas se reduce debido a la deuda pública.

Al aumentar la deuda pública y la emisión de títulos públicos, se desplaza la inversión privada. Este tipo de desplazamientos suponen un trastorno en la condiciones financieras ya que se reducen los recursos disponibles para la economia productiva. Se dice entonces que la inversión privada está siendo “desplazada o expulsada” por la pública.

El efecto desplazamiento también se produce cuando suben los tipos de interés. El efecto desplazamiento se basa en dos hechos economicos fundamentales: la fungibilidad del dinero y la escasez de los recursos. Dada una capacidad productiva limitada, al menos en el corto plazo, cualquier actividad adicional del Estado que deba ser financiada lo será a costa de alternativas privadas.

El mecanismo de financiación en sí, ya sea un aumento en los impuestos, una emisión de deuda o la creación de dinero mediante inflación monetaria, siempre detraerá un valor equivalente de usos alternativos de esos recursos productivos en manos privadas.

Lo estamos viendo delante de nuestros ojos. Toda la inversión de los particulares y de los bancos se esta centrando en comprar deuda del estado o bonos patrióticos de las autonomías. Bonos que solo sirven para pagar los intereses de los bonos anteriores fruto de los agujeros insondables de unas administraciones absurdamente sobreinfladas. Mientras tanto las empresas y los sectores productivos ahogados por la falta de crédito y con sus cuentas de resultados en recesión, despiden a sus trabajadores a un ritmo acelerado.

La reforma laboral contribuye a contraer aun más la demanda interna, sumiendo en el pánico a cualquier trabajador que tenga un trabajo fijo pero al que ahora es muy facil y barato despedir.

Más y más recortes asfixian a las familias que ahorran todo lo que pueden atemorizadas por una situación que no deja de empeorar. Esos ahorros, manejados por los bancos, servirán para comprar mas deuda publica del estado improductiva a todas luces. Mientras tanto, el equipo económico del gobierno, en su afán de reducir el deficit, sigue contrayendo la economia de este pais con unas medidas de austeridad que estan consiguiendo el efecto contrario al esperado.

Cada día, el voraz estado consigue menos recursos para reducir el deficit dada la espiral de caída económica que padecemos. Cada día, la voraz administración, subasta bonos del estado para financiarse, acrecentando una deuda multimillonaria que nos lleva a la total bancarrota. Sin reducir sus salarios, sus beneficios,  sus prebendas. Sin suprimir sus flotas de vehiculos, sin reducir sus repetidas administraciones, ni sus consejeros, ni sus lujos. Mientras el pais empieza a morirse de hambre.

Y el mundo nos mira asustados porque el agujero negro de destrucción de la económia productiva y del empleo no dejan de acelerarse y amenazan a toda la unión europea. Si en enero, este gobierno hubiese entrado en el parlamento y se hubiese dedicado a hacer NADA, estariamos absolutamente mejor de lo que estamos ahora. Solo con que hubiese dado confianza a los trabajadores, empresas y a la sociedad en general, el consumo habria aumentado. Las inversiones fluirian. El pais, no habria entrado en recesión. El paro no habria crecido al increible ritmo en que lo ha hecho en este trimestre y estariamos con indicadores positivos.

Los mayas tenían razon. En 2012 el mundo tal y como lo conociamos toca a su fín. Sino, al tiempo. 

Posted in Criticas, Historias, Libre pensamiento, Sociedad.


No Responses (yet)

Stay in touch with the conversation, subscribe to the RSS feed for comments on this post.



Some HTML is OK

or, reply to this post via trackback.



23

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar