Skip to content


Lecciones de política básica para una España Franquista. Democracia.

Creo, como siempre digo, que en esta España que nos contempla, el problema son los cuarenta años del fascista dictador Franco que pesan como una losa en la educación, cultura y maneras de la sociedad española de nuestros días. La masacre de los bandos republicanos todavía nunca desenterrados de las cunetas como mudos testimonios de una catarsis de reconciliación y homenaje que jamas tuvo lugar en esa mal llamada “transición democrática”, son la punta del iceberg de los problemas de este país.

El terror ejercido durante la Guerra Civil y la feroz represión de la dictadura significaron un lastre educacional que se refleja en el mapa político actual, donde los partidos españoles, no pueden entender las ansias de Libertad y de Independencia del pueblo Catalán, debido al déficit democrático existente.

Las clases dirigentes y oligárquicas de este País llamado España, son los herederos e hijos en muchos casos de las huestes vencedoras de la contienda. Para los autores de aquellos delitos contra la humanidad, similares a los que se juzgaron en el tribunal de Núremberg tras la segunda guerrea mundial, nunca hubo ningún juicio, ni asunción de responsabilidades y culpas, ni reconocimiento de las masacres cometidas.

A diferencia de Alemania, en donde la visión de los campos de exterminio y del holocausto sumió al pueblo alemán en un complejo de culpa que sirvió para regenerar una sociedad democrática en donde viejas actitudes fascistas no tienen lugar. Un lugar en donde las victimas del fascismo son reivindicadas en museos, en exposiciones y monumentos y en grandes homenajes públicos acorde con las barbaries ejercidas por el Dictador Hitler.

En la España del único dictador superviviente de Europa, Franco; la historia y la cultura fueron amoldadas y sometidas por el Dictador para que se aceptara sin remisión el principio de autoridad. Para explicar la supuesta grandeza moral de la cruzada vencedora contra los Rojos. Para que la justicia solo sirva a unos pocos. Para que la disensión sea sometida violentamente y para que las clases dirigentes conserven sus privilegios a pesar de los pueblos de España, de sus culturas y lenguas y de las personas que los componen.

Sus hijos y las generaciones que crecieron en la educación de la dictadura, y que hoy ejercen el poder en los partidos, los gobiernos, alcaldías, ejércitos o judicaturas, ni siquiera son conscientes de la manipulación histórica a la que fueron sometidos. Para ellos, esta España, un país con un inmenso déficit democrático, es solo el campo de juego de su corrupción institucional.

Para tratar de corregir esta lacra, este humilde blog, hace un post para explicar que es Democracia. Traducido de la wiki en ingles (porque la versión en castellano no me convence). Las negritas son mías:

La democracia, o un gobierno democrático, es “un sistema de gobierno en el que todo el pueblo de un estado o forma de gobierno … están involucrados en la toma de decisiones sobre sus asuntos, por lo general al votar para elegir a los representantes en el parlamento o asamblea similar”. Como se explica por el Diccionario Inglés de Oxford, La democracia se define además como “el gobierno del pueblo, sobre todo: la regla de la mayoría “. Un gobierno en el cual el poder supremo es ejercido por el pueblo y se ejerce directamente o indirectamente a través de un sistema de representación que por lo general implica elecciones libres celebradas periódicamente. Según el politólogo Larry Diamond, se compone de cuatro elementos clave:

1 – Sistema político para la elección y sustitución del gobierno a través de elecciones libres y justas.

2- La participación activa de las personas, como ciudadanos, en la política y la vida cívica.

3- Protección de los derechos humanos de todos los ciudadanos.

4- Una regla de derecho, en el que las leyes y procedimientos se aplican por igual a todos los ciudadanos.

El término se origina en el la palabra griega (demokratía) “gobierno del pueblo”,  que se forma desde (demos) “gente” y (kratos) “energía” o “regla”, y nace en el siglo quinto A.C. al designar los sistemas políticos existentes entonces en las ciudades-estado griegas, especialmente de Atenas. El término es un antónimo de (aristokratía) “regla de una élite”.

Aunque teóricamente estas definiciones están en la contraposición, en la práctica la distinción se ha difuminado históricamente. En el sistema político de la Atenas clásica, por ejemplo, la ciudadanía democrática era concedida a una élite de hombres libres y los esclavos y mujeres eran excluidos de la participación política.

En prácticamente todos los gobiernos democráticos en toda la historia antigua y moderna, la ciudadanía democrática consistió en una clase de élite hasta la plena emancipación que fue conquistada para todos los ciudadanos mayores de edad en la mayoría de las democracias modernas a través de los movimientos de sufragio de los siglos 19 y 20.

La democracia contrasta con las formas de gobierno donde el poder se mantiene ya sea por un individuo, como en una monarquía absoluta, o donde el poder está en manos de un pequeño número de individuos, como en una oligarquía. Sin embargo, estas oposiciones, heredados de la filosofía griega, ahora son ambiguos porque los gobiernos contemporáneos han mezclado elementos democráticos, oligárquicos y monárquicos.

Karl Popper define la democracia en contraste con la dictadura o tiranía, centrándose así en las oportunidades para las personas de controlar a sus líderes y para expulsarles sin la necesidad de una revolución.

Existen variantes de la democracia, pero hay dos formas básicas, tanto de la forma en que se refieren a todo el cuerpo de todos los ciudadanos elegibles y como ejecutan su voluntad. Una de las formas de la democracia es la democracia directa, en la que todos los ciudadanos elegibles tienen participación directa y activa en la toma de decisiones políticas. En la mayoría de las democracias modernas, todo el conjunto de los ciudadanos sigue siendo el poder soberano, pero el poder político se ejerce indirectamente a través de los representantes electos; esto se llama una democracia representativa.

Posted in Libre pensamiento, Politica, Sociedad.


One Response

Stay in touch with the conversation, subscribe to the RSS feed for comments on this post.

Continuing the Discussion

  1. Bitacoras.com linked to this post on 26 septiembre 2015

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: . Creo, como siempre digo, que en esta España que nos contempla, el problema son los cuarenta años del fascista dictador Franco que pesan como una losa en la educación, cultura y maneras de la sociedad española de nuestro…



Some HTML is OK

or, reply to this post via trackback.



23

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar