Skip to content


Category Archives: Gatos

  1. Gata Ziggy Stardust.

    .

    Internet esta lleno de gatos, pero la nueva tendencia es Ziggy Stardustear a tu gato. Este es mi particular homenaje al Genio David Bowie que nos dejo hace poco. Primero hice a mouse alzado los trazos del maquillaje en el Paint shop pro, sin demasiado detalle, en un arranque creador. Luego, recorte el ojo izquierdo en estrella de la foto original y lo pegue de nuevo en su lugar. Ahí también, cambie los fondos y seleccionando al gato, le di ese efecto de los bordes y colores primario.

    Hice muuuchas pruebas con diferentes fondos. Al final, me cambie al Perfects effects para darle algún toque. Sé que me pasé horas cambiando cosas en una búsqueda incesante. Para rematar los marcos, lo envie al snapseeed del ipad, donde sucedieron otro monton de cambios.

    Por el camino, descubri infinit, una app para enviar ficheros del ipad al pc y al contrario, que colma mis expectativas de calidad (harto de que estúpidas aplicaciones de correo, dropboxes y otras calañas, redimensionen mis fotos). Finalmente, esta mañana me he centrado en lo importante acercándome y centrando el motivo. Y aquí esta por fin. Mi Gata Ziggy Stardust lista para navegar por la eternidad.

    Decidme, cual os gusta mas? tal vez la imprima. Ya sabéis, era papel fotográfico. Aquel soporte tangible que tenia una presencia física en el mundo real y que se usaba para ver y compartir la visión de las fotos que nuestros padres y abuelos realizaban…

    Posted in Fotos, Frikie, Gatos, Internet, Libre pensamiento, Música, Sociedad.

  2. Gato salvaje nos mantiene como rehenes.

    .

    La gata medicinal, se ha adueñado de la casa. Ahora, después de pasar el destete y de unos cuantos meses de crecimiento, la gata ya nos amedrenta e impone su ley. Lo que parecía una practica de sus primeras semanas, se ha convertido en su patrón de conducta mas habitual. Si esta contenta nos muerde, si quiere jugar nos muerde, si quiere algo también nos muerde por defecto. Tarde o temprano obedecemos y acertamos con su deseo. O quiere que le abramos la ventana, o quiere que le tiremos la pelota o jugar con las cajas o tal vez necesita una comida gourmet. La gata ejerce su supremacía y nos mantiene a raya con sus mordiscos. De hecho cuando quiere agasajarnos y premiarnos, también nos muerde. ¿No es un amor?

    Hace poco la esterilizamos, siguiendo los consejos de ese gran profesional, La Veterinaria. Nuestro karma se vio seriamente comprometido. En cualquier caso, fue sorprendente observar que al día siguiente de la operación, la gata retomaba sus costumbres sin ninguna molestia. Debíamos curarle la herida con betadine e incluso teníamos un collar de esos que llevan los perros, para impedir que se rasquen o se laman las heridas. Pero cualquier intento de cura o de acercamiento con el collar, se parecía a un encuentro con el Alíen, con la Bestia desatada. Después de un par de semanas, la visita a La Veterinaria es una odisea de la cual nadie sale victorioso. La profesional, sigue insistiendo con el betadine, pero en casa…, una vez que la consulta haya pasado y pueda recomponer su maltrecha dignidad hecha jirones.

    Después de la tormenta, viene la calma y ella nos premia con sus ronroneos. Nosotros, solícitos,  la adoramos en el altar de los Nuevos Dioses.

    R0317154_mio copy

    Gata salvaje nos mantiene como rehenes.

    .

    Posted in Fotos, Gatos, Historias, Humor, Ricoh GR.

  3. Pon una gata medicinal en tu vida.

    .

    Si rondas ya una edad que no tenias prevista allá en los años ochenta del siglo pasado, pero que dadas las circunstancias debes sobrellevar de la mejor manera posible. Si estas afectado de esa gran lacra de nuestro tiempo, la enfermedad coronaria micro vascular o arterioesclerosis y si todavía no te la han diagnosticado pero sabes que los precedentes están ahí, agazapados. Si el stress del trabajo, los viajes o los hijos no te dejan un minuto de paz interior para recuperar tu equilibrio. Si todo eso te pasa y no sabes como reaccionar al respecto porque todo tiene difícil solución, te recomiendo que adquieras una gata medicinal.

    Las gatas medicinales se pueden encontrar en multitud de centros especializados pero yo os voy a dar una serie de pautas para encontrar la más adecuada para vuestras dolencias. Buscad una gata pequeña, de unas dos semanas, preferiblemente que haya sido rechazada por su madre y este necesitada de cuidados y cariños. Si puede ser, debe pertenecer a la raza común europea aunque otras razas también son compatibles. En el mejor de los casos, debe estar aquejada de parásitos para que desde el primer momento entréis en contacto con ese gran profesional de la salud animal, “El veterinario”.

    En mi caso, mi gata medicinal me llego sin esperarla como un regalo caído del cielo. Como un meteorito del mesozoico tal vez. Dada la corta edad del animal, deberéis cuidarlo como si de un bebe de raza humana se tratara. Con lo que deberéis dotaros de biberones, esterilizadores y demás parafernalia para darlo de comer cada 3 horas mas o menos, en un ritmo constante y inmutable de maullidos y biberones. Es entonces, cuando le deis de comer, cuando el gato ejerce su poder medicinal. Entre maullidos y ronroneos, el gato os recorrerá como si fueseis un territorio inexplorado y atraído por vuestro calor corporal y vuestro rol de madre, os obsequiara con su atención, su presencia y siguiendo las costumbres gatunas, os adoptará como sus animales de compañía. Son esos ronrones, ese sonido sincopado, esa vibración cósmica que tal vez algún dia grabe y patente, lo que acaba con vuestros problemas de salud.

    Todo este proceso, deberéis aderezarlo como en nuestro caso, en conseguir que el animal defecara. Con regulares visitas a “El Veterinario” donde mediante técnicas de tortura innombrables se conseguía exprimir a la gata como un limón y provocarle un transito intestinal bajo mínimos. Con el tiempo, los parásitos serán contenidos y solo deberéis preocuparos de los que hayan traspasado la barrera entre especies y aniden en vuestro interior. Pero todo queda compensado cuando acudís a vuestra revisión anual y os dicen que vuestra presión está en 13,7 y es perfectamente normal.

    Después de una semana y media, vuestra vida ya no será la misma y viendo los innumerables beneficios, solo podréis pensar en como podíais haber vivido sin gato tanto tiempo. Vuestra gata se paseará diminuta y graciosamente por la alfombra y la bendecirá con sus fluidos corporales. Os seguirá todo el día y os impedirá realizar cualquier otra tarea, reclamándoos vuestra atención y cariño constante. Ese profesional, “El Veterinario” será uno más de la familia. Y mientras tanto, entre biberones, termómetros, medicinas, cajas de arena y camas para gatos se os irá un pequeño presupuesto que os hará disfrutar más aun si cabe. Y si a todo esto,  le añadís que sois alérgicos a los gatos, ¿que mas se puede pedir?

     .

    Posted in Consejos, Fotos, Gatos, Historias, Libre pensamiento, Salud.



Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar