Skip to content


Category Archives: Hoteles

  1. Barcelona, una ciudad vendida al turismo.

     

    Deriva.

    En tiempos de crisis, falta de liderazgo y dominio de lo económico, nos queda sumergirnos en la realidad y el mundo de la vida, Y si salimos a la calle, en Barcelona, nos encontramos con una ciudad vendida al turismo. Más que comercios de proximidad, negocios de cara al turismo. De los grandes y pequeños especuladores, que hincharon la burbuja inmobiliaria, hemos pasado a los negociantes que alquilan sus pisos por días, haciendo competencia desleal al sector hotelero.

    En Cataluña se estima que hay un millón de camas en alojamientos no reglados frente a 600.000 plazas legales. El fenómeno de los pisos turísticos expulsa vecinos y amarga la vida y el sueño a los que les toca al lado. Mientras estos especuladores compiten con los hoteleros, algunos hoteleros de la ciudad no están de acuerdo en cambiar el Plan de Usos de Ciutat Vella y abrir más hoteles de operadores internacionales que colapsarán el mercado. Dueños de pisos turísticos, hoteleros responsables con los valores de la ciudad y nuevos inversores pugnan sobre cómo sacarle el máximo rendimiento a la gallina de los huevos de oro.

    Y vemos vecinos resistiendo a la gentrificación, un mal de las ciudades angloamericanas que, como sea, quieren implantarnos: tolerando los apartamentos turísticos u obligando el Ayuntamiento a hacer reformas en los miles de edificios antiguos, impagables para muchos inquilinos. Sin haber implementado legal, técnica y financieramente una política de rehabilitación, nos quieren las calles llenas de andamios en la ciudad escaparate, cada vez más escasa de vecinos, comparsas en extinción.

    Realmente, el mundo no es un parque temático, tal como nos quieren hacer creer. Hay gente que pasa hambre y que ha sido desahuciada de su hogar: colas en las parroquias que reparten comida; llenos los comedores sociales; Arrels, Cáritas y todas las ONGs trabajando a tope. Y hay personas que se han acercado a una manifestación y han perdido el bazo o un ojo. En el parque temático, la vida no es diversión continua, como se aparenta para los turistas, sino que va en serio.

    El habitante de siempre o el inmigrante poco pueden hacer ante los privilegios financieros de algunas mafias, que acaparan locales y desertizan la calle. El parque temático tiene un precio y lo pagan los que sobreviven en los barrios turistizados; y no se paga con la tasa turística, que revierte en la Fórmula I y en publicidad para hacer a Barcelona más destino de deseo, con más despedidas de soltero, cruceros, congresos y celebraciones de empresas. Y es que en este desierto administrativo de ideas, se nos quiere hacer creer que el mejor negocio con la ciudad es venderla al mejor postor, más que seguir invirtiendo en un patrimonio físico, paisajístico y social construido con décadas de esfuerzo.

    Manifestaciones cada día, contra lo recortes en todos los sectores; mareas de muchos colores. Acciones cada semana contra sacrificar el Port Vell, la Barceloneta, Ciutat Vella, Poble Sec, la Sagrada Familia, el Parc Güell y todo lo que el turismo se vaya a llevar por delante. Aún hay vecinos y vecinas, quizás una minoría, que quieren a su barrio y su gente. Y uno se pregunta ¿cuánto aguantará la capacidad de carga de la ciudad? Pero enseguida nos damos cuenta de que es una pregunta retórica: la realidad nos muestra que será hasta que no de para más, hasta que reviente. Entonces será cuando volveremos a pensar; y esperemos que no sea demasiado tarde.

    Y si salimos de Barcelona, parece que, a pesar de sus problemas, en algunas ciudades hay mayor equilibrio y una gran vitalidad social y cultural: Reus, Granollers, Olot, Figueras… Y entonces nos preguntamos, ¿por qué, con tanto paro y marginación, no hay saqueos y disturbios como ya ha sucedido en en Francia, en Londres, en Estocolmo? Posiblemente sea gracias a una estructura territorial bien trabada, a unas redes sociales en las que sobresale la solidaridad, a que aún no tenemos guetos ni estamos gentrificados, a una Ley de Barrios del tripartito que mitigó los enclaves más explosivos. Y de nuevo uno se pregunta ¿hasta cuándo aguantarán los jóvenes como civilizados indignados? ¿Vamos a hacer algo para que consigan un lugar en esta sociedad en transformación o les vamos a ayudar a hacer las maletas?

    Autor: Josep Maria Montaner, es arquitecto y catedrático de la ETSAB-UPC

    Fuente: El País.

    Posted in Barcelona, Catalunya, Criticas, Hoteles, Libre pensamiento, Politica, Sociedad.

  2. Londres, Gatwick, Hotel Grosvenor, 5 dias

    En un viaje de 5 dias hemos visitado Londres este mes. Para el avión se puede elegir entre varios aeropuertos, Heathrow resulta como el doble de caro que los demás y aunque tiene la ventaja de poder llegar en metro al centro la duración de este trayecto es similar a otras opciones. Los demás aeropuertos como Luton, Stansted, Southend o Gatwick, todos a unos 50 Km del centro los utilizan compañías de bajo coste y son una buena opción.

    Reservamos por internet el vuelo con easyJet a Gatwick a un precio de 391,59 € para 2 personas, aunque es posible encontrar más barato este aeropuerto ofrece una mejor conexión al centro, a la estación London Victoria. Se trata de una compañia de bajo coste por lo que si viajas solo con una maleta pequeña, debes tener en cuenta:
    – Te imprimes la tarjeta de embarque y en el aeropuerto te diriges directamente a la puerta de embarque.
    – La maleta para llevar en cabina no debe superar estas medidas: 56 x 45 x 25 , sin límite de peso y has de ser capaz de cargarla por ti mismo en el estante.
    – No debes llevar mas de un bulto (solo la maleta de mano) o te pueden cobrar 50 € por cada uno. Aunque si llevas como yo un pequeño bolso plano colgado y pegado al cuerpo para llevar tarjetas de embarque y pasaportes no te dicen nada.
    – Debes ser puntual en la puerta de embarque ya que no se reservan asientos, cuando entres al avión elijes los asientos que hayan libres.
    – Cualquier cosa que reparten en el avión, bebidas, bocadillos, loteria, etc son de pago.

    Para llegar al centro elegimos el tren Gatwick Express la estación de tren está en la terminal sur de Gatwick, hay un servicio gratuito de monorrail cada pocos minutos entre la terminal norte y la sur que tarda un par de minutos. El trayecto hasta Londres dura 30 minutos, y te deja en pleno centro en la estación London Victoria, es un tren rápido, sin paradas, sin aglomeraciones, sale cada 15 minutos, es mejor reservarlo por internet, con un descuento del 15% te sale a £27.90 por persona, te imprimes los tickets y con el código de puntos entras sin complicaciones. Naturalmente hay la opción mas barata del autobus pero desde luego mas incómoda y sujeta al intenso tráfico de Londres.

    Para la estancia escogimos el Hotel Grosvenor que se encuentra al lado de la estación Victoria, incluso tiene una entrada desde la misma estación, y lo resrvamos por internet donde puedes elegir la opción entre varias web de viajes, en este caso usamos http://www.booking.com/ , en la reserva la web no te carga nada en tu visa tampoco el hotel, en cualquier caso el precio final será el que marca el hotel por lo que casi es mejor reservar en la misma web del hotel. Es inutil reservar el almuerzo en la reserva, a £ 19 por persona, ya que en el hotel solo te cargará esto si vas a almorzar, y por el precio es mejor ir a la estación con muchas opciones a un mejor de precio. Al llegar te hacen pasar la visa, solo como deposito que no es cargado. Sí es cargado al dejar el hotel el importe de la factura que te presentan. En nuestro caso el precio total fue de £ 811,90 (4 noches, 1 almuerzo, habitación standard doble) (1.071 €) , la vida es cara en Londres para nosotros los españoles.

    El hotel es muy bonito, de estilo clásico, la primera habitación en el cuarto piso daba justo detrás, encima de la estación, por lo que si tienes el oido fino oyes el murmullo de los trenes, la cambiamos y nos dieron una en el septimo piso con vistas a la calle, la habitación es pequeña y el lavabo también pero suficiente.

    La situación del hotel es muy céntrica e ideal porque está bien comunicado con el metro que lo tienes en la misma estación. Sin duda la mejor opción para moverse por la ciudad es el metro, puedes comprar el ticket de un día a £8.40 por persona y te incluye las 2 zonas del centro.

    No pierdas el tiempo en comprar libras antes de la ida, la mejor opción para el efectivo es siempre en los cajeros ATM o similar al llegar, y paga con tu tarjeta de crédito en restaurantes y demás, en ambos casos se te cobra al cambio de ese dia sin comisiones, y te evitas la comisión que te va a cobrar tu banco en España.

    Londres es una ciudad enorme, bulliciosa y animada, nunca acabas de descubrirla del todo y existen infinidad de lugares con encanto para pasear, nosotros visitamos:
    Picadilly Circus, Trafalgar Square, London bridge, Tower of London, Tower bridge, Notting Hill, Portobello Road, Waterloo bridge, London Eye, Westminster bridge, Big Ben, Oxford Street, Olympic Stadium, Covent Garden, Chinatown, Carnaby Street, Big Bus tour  que incluye Free River cruise, Green Park, Buckingam Palace.

    Posted in Fotos, Hoteles, Viajes.

  3. Schlosshotel Kronberg. El castillo para la emperatriz Victoria.

    La residencia Schlosshotel Kronberg (anteriormente Schloss Friedrichshof) en la ciudad de Kronberg im Taunus fué construida entre 1889 y 1894 para la viuda alemana y emperatriz Victoria,  nombrada Princesa Real en honor de su marido, Federico III, emperador de Alemania.

    La emperatriz pasó la mayor parte de su tiempo en el castillo hasta su muerte en 1901, cuando Schloss Friedrichshof, con todo su contenido, la colección de arte y la correspondencia de la Emperatriz, fueron heredados por su hija más joven, la princesa Margarita de Prusia. La colección de joyas de la corona de Hesse, valoradas en 250 millones de dólares, fué robada del castillo en 1945, para ser dividida y vendida en Suiza. Aunque una parte del tesoro ha sido recuperado aun existen piezas en paradero desconocido.

    En la actualidad el castillo es un hotel de cinco estrellas que pertenece, junto al area verde colindante, a la Casa de Hesse. Parte de los muebles originales, así como piezas de arte de la colección de la emperatriz aún están presentes en el hotel, junto con su extensa biblioteca. Los jardines contienen un campo de golf de 18 hoyos y el parque público de la ciudad.

    Estuvimos allí en 2010 y disfrutamos de su lujo imperial. En aquellos dias de Enero, la nieve cubría los alrededores y el castillo Schloss Friedrichshof era el mejor refugio para el crudo invierno alemán. El hotel es altamente recomendable si os moveis por la zona de Frankfurt donde podreis practicar, como hicimos nosotros,  actividades tales como escalada indoor o bien iniciaros en el noble arte de la esgrima que siempre viene bien.

    Mediante la escalada indoor, podreis conseguir que vuestros equipos se refuercen y aprendan a colaborar. Al menos, esa es la idea de las empresas que envian allí a su personal. Para conseguirlo, los participantes deberán confiar en sus compañeros de cordada para escalar muros verticales de 10 ó 15 metros, o bien realizar saltos de fé desde un poste de 6 metros de altura atados por las cuerdas que vuestros amados compañeros tienen a bien sujetar.

    La esgrima es la otra actividad lúdica que podeis realizar en equipos, donde aprendereis los movimientos basicos, practicareis combates individuales y consumireis un par de entretenidas horas en guerras fraticidas donde 70 u 80 “tiradores” se persiguen, intentando explotar los globos sujetos en las cabezas de los contrincantes. Todos ellos, por supuesto, protegidos convenientemente con el traje y la careta adecuada. Luxaciones, torceduras, golpes y sofocos son solo pequeños incidentes irrelevantes.

    Si seguis el link al hotel, podreis ver las tomas desde el campo de golf, pero eso debe ser en verano porque nosotros no lo vimos. Una gruesa capa de nieve y una reducida visibilidad convertían el supuesto campo de golf en un paramo helado que recordaba las escenas del laberinto de arbustos del Hotel Overlöok donde Jack persigue a su hijo Danny hacha en mano, en las ultimas secuencias de El Resplandor.

    Posted in Criticas, Fotos, Historias, Hoteles, Libre pensamiento, Viajes.

  4. Nieva en el Mont Blanc Hotel Village.

    En febrero 2006 estuve en el Mont Blanc Hotel Village y se pasó dos dias nevando con una furia inusitada. Supongo que es lo normal en febrero en el Valle d’Aosta al pie del Mont Blanc. Recuerdo un lugar encantador, con todas las comodidades para pasar unos dias alejados de la ciudad. Donde poder practicar cualquier deporte relacionado con el montañismo y la nieve o simplemente, disfrutar de una buena mesa observando como la tormenta lo cubre todo con su manto blanco.

    Las vistas eran impresionantes aunque aquellos días no fueron los mas propicios. Definitivamente, mi camara digital del 2006 no daba mas de si y el clima no acompañaba. Ademas de trabajar duramente, 🙂 realizamos una excursión en motos de nieve, que nos llevó a un refugio de montaña donde compartimos mesa con los guias del lugar. El plan previsto era bajar del refugio sin las motos, realizando un trekking nocturno, pero las condiciones no eran las adecuadas y aquella opción quedó descartada.

    Al día siguiente, dejamos la montaña y fuimos a visitar Arona en el Lago Mayor, y disfrutamos del tipismo de Novara y de su gente. Si teneis la oportunidad de estar por allí,  no dejeis de comprar queso parmesano en cualquiera de las muchas tiendas que encontrareis.

     

     Mont Blanc Hotel Village

    Que frio hacía. Se impone llevar ropa tecnica adecuada para la nieve y botas de montaña. Estuvo 2 dias nevando sin parar y el cielo era oscuro y gris.

    12 Photos

     Arona Novara

    En Arona se puede pasear, hacer shopping y comprar esas magnificas especialidades italianas. Todo la ciudad esta pensada para que no te vayas sin haber dejado tus euros.

    7 Photos

    Posted in Consejos, Criticas, Fotos, Historias, Hoteles, Libre pensamiento, Viajes.



Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar