El economista indignado: Este es un pais de chorizos.

 

Un video muy interesante de solo 5 minutos, donde el economista D. José María Gay de Liébana (Economista, Profesor Titular en Universidad Barcelona, Doctor en Economía Financiera y Contabilidad y Administración de Empresas y Doctor en Derecho) se muestra muy indignado con el gobierno de Mariano Rajoy, comienza el video diciendo: Éste es un pais de chorizos…..

 

Manager Tip. El cono del silencio.

¿Recuerdan aquella magnífica serie de humor de los 70, protagonizada por Don Adams y donde la figura del superagente 86, Maxwell Smart nos hacía reir hasta la extenuación con sus absurdos gadgets y procedimientos de espia al servicio de su organización? Sin duda una gran comedia como pocas que nos sirve para ilustrar una de las lacras de muchas grandes organizaciones.

Puede tener varios nombres, y no hace falta que nos centremos en ninguno, en realidad lo entenderan muy facil cuando vean el video. Yo los llamo, los conos del silencio, en referencia a un mítico artilugio que sembraba el caos en la oficina de CONTROL.

Cuando bajaba el cono, no se necesitaban enemigos para sembrar la desinformación y el CAOS. No se necesitaba la participación de la organización enemiga, o en este caso de la competencia. La propia corporación, generaba sus propios problemas en forma de gadget mortal que dificultaba la comunicación, entorpecia los procesos y abocaba la misión al fracaso.

¿Cuantos conos del silencio tienen uds en sus organizaciónes? ¿Cuantos absurdos procesos interrumpen el flujo normal productivo para entorpecerlo? ¿Cuantas veces, en aras de algunos paradigmas llevados a extremos paranoides tales como «seguridad», «estándares», «compliance», «audit», etc, la creatividad, el empuje, la iniciativa y la eficiencia son cercenadas?

Es triste observar como las grandes organizaciones tienden a generar este tipo de departamentos y politicas que se encargan de asegurar el correcto cumplimiento de los «estándares» impidiendo con ello cualquier tipo de innovación, e iniciativa. ¿Para que voy a mejorar algo, si hay un proceso estandar de obligado cumplimiento?

Cuantas veces, leyes de seguridad llevadas hasta el absurdo, son capaces de parar el normal funcionamiento de departamentos de todo tipo. Cuantas veces hemos asistido a alucinantes auditorias realizadas con la única función de castigar al departamento autónomo y eficaz que se diferencia del común y estandar comportamiento.

Conforme mas crece la partida de seguridad, cuanto mas deben intervenir los auditores, abogados, compañias externas de seguridad de todo tipo, consultores de seguridad y analisis de riesgos. Cuando menudean los tests de vulnerabilidades, escaneos perimetrales,  etc, etc, los beneficios de las empresas se dilapidan en absurdas partidas llenas de insensateces.

Otro tipo de conos del silencio son los «procesos», entendiendolos como algo inamovible e imparable. Dos fuerzas que no pueden chocar, pero que tienen la costumbre de atrapar a las organizaciones en un sinfin de normas absurdas que obligan a desperdiciar cantidades ingentes de recursos en aras del «proceso». Reports que cumplimentar, hitos que cumplir, steering comites que atender, capas y capas de management a la que se debe alimentar, satisfacer… , y todo ello, sin nada que ver con los objetivos originales de la empresa.

Creo que la mayoria de organizaciones pasan y padecen por varias fases en su proceso de coneificación, (un palabro que acabo de inventar). Desde ágiles empresas de rapido crecimiento basadas en fuertes liderazgos y con  grandes iniciativas basadas en la innovación, hacia organizaciones rígidas basadas en procesos y normas que añoran sus glorias pasadas y que pretenden atrapar entre los dedos su éxito fugaz, para acabar en organizaciones esclerotizadas y caducas donde la innovación y la iniciativa son castigadas por absurdas leyes internas y por un management desconectado de la realidad.

Normalmente, cuando las empresas llegan a la fase esclerótica, estan condenadas al fracaso y a su disolución o absorción. ¿En que fase está la tuya? Si observais esas grandes empresas que llevan años en el negocio y que en algun momento han liderado su segmento, te puedes preguntar, porque no han conseguido conservar su liderazgo. Porque no han continuado aportando innovación. Porque se han convertido en grandes y lentos dinosaurios, abocados a la extinción. No citaré nombres, todos podeis escoger algunos…

Ostrich Pillow, la almohada avestruz para descansar en lugares públicos.

 

ostrich pillow  la almohada avestruzLa hora de la siesta tiene una nueva cara, más acolchada y extravagante, gracias a una almohada que asemeja una escafandra y que permite esconder la cabeza como una avestruz, lo que facilita el descanso en cualquier lugar donde venza el sueño, solo hay que atreverse a usarla.

El japonés Key Portilla-Kawamura y el iraní Ali Ganjavian, fundadores de «Studio Banana», idearon la «Ostrich Pillow», una «almohada avestruz» que se coloca como una funda en la cabeza y permite dormir una siesta «más íntima y reparadora», según aseguran sus creadores.

«Queríamos algo que ofreciera un espacio privado en un entorno público como puede ser una oficina, una biblioteca o un aeropuerto», y permitiera disfrutar de una siesta.

La almohada, con un precio de 46 euros (60 dólares), cubre la cabeza y cuenta con un hueco frontal, cuyo tamaño es suficiente para tapar los ojos y al mismo tiempo permitir la respiración. También tiene un par de bolsillos en la parte superior para introducir las manos si se desea, por ejemplo, dormir sobre una superficie plana, como un escritorio o el propio suelo.

Según Studio Banana, su invento ha sido un éxito. A los cuatro días de haber salido a la venta a través de la web «kickstarter.com», ya se habían solicitado 458 almohadas y habían contactado «miles de personas interesadas, entre ellos minoristas y distribuidores».

Studio Banana es una empresa creada en 2000 que diseña productos «útiles para la vida diaria», explica el empresario de origen iraní. La curiosa «almohada avestruz» encabeza la lista de inventos de esta empresa, que diseñó también la librería del centro multidisciplinar Rolex Lerning Center en Lausana (Suiza), entre otros proyectos.

La fábrica de cristal.

En 2007 estuve en Dresde y tuve la oportunidad de visitar la Gläserne Manufaktur. La fabrica de cristal de Wolkswagen dedicada a la manufactura del modelo Phaeton y mas recientemente del Bentley continental Flying Spur. Es de destacar que ademas de la arquitectura del edificio, transparente y abierto a las miradas, el montaje de los automoviles es todo un espectaculo.

En la fábrica no se aprecia nada que no esté impoluto. El suelo es de parquet, y los operarios trabajan con guantes en el ensamblaje de los vehiculos, en una linea de producción que nos recuerda una lenta danza de un ballet mecanizado. No es una linea al uso, llena de ruido de robots o maquinaria. Alli no hay prisa y la calidad de los materiales y la precisión esperada requieren un ambiente relajado a la vez que sosegado.

Por supuesto, todo esta pensado para ofrecer un entorno confortable a los operarios, respetando las mejores alturas para trabajar y la ergonomía de los movimientos que deben realizar.

Tampoco hay mucha demanda de sus modelos, con lo que la prisa es algo desconocido allí. Mientras tanto, organizan visitas a la fábrica, convertida en un gran escaparate de Wokswagen y de los vehiculos de alta gama que producen. Para acabar de rizar el rizo, disponen de un restaurante de alta cocina, en la misma planta. Alli puedes degustar el mejor aceite español, mientras ves como los phaeton son ensamblados por doctos operarios de bata blanca.

Obviamente, aquel dia me dejé la camara, pero he rescatado estas fotos del foro de wolkswagen para ilustrarnos. Creo que deberiamos aprender de como las empresas alemanas invierten en su personal y en los aspectos de sostenibilidad y a la vez lo convierten en el mejor escaparate de sus corporaciones.