Skip to content


Los cetáceos, esos seres “casi humanos” que viven en el mar.

Muchos biólogos que estudian las ballenas y los delfines insisten en que se vete por completo la caza comercial de ballenas y delfines. Las pruebas son muchas y confirman que el orden de los cetáceos incluye especies que se sitúan en segundo lugar después de los humanos en cuanto a complejidad de conducta social y mental y que tal vez no deberíamos hablar sobre lo que estamos capturando o arponeando, si no a qué seres.

“Cuando comparamos el tamaño relativo del cerebro, o los niveles de auto-conciencia y sociabilidad, los cetáceos se pueden considerar como “personas”, según la definición filosófica del término”, dice Hal Whitehead, que estudia los cachalotes en la Universidad de Dalhousie en Halifax.

Cuando Richard Connor de la Universidad de Massachusetts en Darmouth empezó a estudiar a los delfines de nariz de botella, descubrió cosas que nunca podía haber imaginado. “Tienen una vida social increíblemente compleja controlada por las emociones y sentimientos muy similares a los nuestros”.”Los delfines se miman y se acarician mucho entre sí, y se frotan uno contra otro suavemente”.”Resulta fácil distinguir cuando se han enfadado”, dice. “Tienen unas cuantas vocalizaciones diferentes para expresar su disgusto”.

Los delfines no muestran claves externas cuando se comunican, no abren la boca, emiten el sonido por la frente”, dice Janet Mann, investigadora de delfines en la Universidad de Georgetown en Washington,DC.

El cerebro de los cetáceos ha estado evolucionando durante millones de años hasta alcanzar sus propios ritmos de navegación. “Parece como un gigantesco órgano procesador de información general”, explica Mann.

Con un peso aproximado de ocho kilos en comparación con el 1,4 que pesa el nuestro, el cerebro del cachalote es el mayor de los cerebros animales. Es más, la proporción de su tamaño con la masa corporal en el cachalote y otras ballenas y delfines dentados, solo la superamos nosotros.

Los delfines han aprobado la prestigiosa prueba de auto-reconocimiento en el espejo, que denota la posesión de vida interior. Cuando se les pone frente a un espejo, comprueban los dientes y partes del cuerpo que normalmente no pueden ver, como su esfinter anal.

Nosotros los humanos somos una especie más del planeta, con unas capacidades superiores que nos han llevado a ser la especie dominante en el planeta Tierra. Esto debería convertirnos en conservacionistas y protectores de las demás especies, sobretodo de las más cercanas a nosotros, caso de los cetáceos o de los primates.

Posted in Consejos, Historias, Libre pensamiento, Sociedad.


4 Responses

Stay in touch with the conversation, subscribe to the RSS feed for comments on this post.

Continuing the Discussion

  1. BlogESfera.com linked to this post on 15 marzo 2011

    Informaci?n de BlogESfera.com……

    Puedes valorar este post en BlogESfera.com haciendo click aqui….

  2. BlogESfera.com linked to this post on 16 marzo 2011

    Informaci?n de BlogESfera.com……

    Puedes valorar este post en BlogESfera.com haciendo click aqui….

  3. BlogESfera.com linked to this post on 17 marzo 2011

    Informaci?n de BlogESfera.com……

    Puedes valorar este post en BlogESfera.com haciendo click aqui….

  4. BlogESfera.com linked to this post on 18 marzo 2011

    Informaci?n de BlogESfera.com……

    Puedes valorar este post en BlogESfera.com haciendo click aqui….



Some HTML is OK

or, reply to this post via trackback.



23

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar