Skip to content


Manager tip. La duda y la mentira.

En los cursos de management, existe todo un arsenal de trainings para aprender a mentir. Lo llaman convincing and influencing. Debes aprender a mentir y convencer de la manera mas adecuada. De una forma que no deje resquicios para la duda. Tu lenguaje corporal debe decir lo mismo que tu mensaje hablado con lo que te aseguras la completa alienación de tus oyentes.

De hecho, los mismos manager, esperan que les mientas. Un resquicio para la duda es algo que no le irá bien a tu carrera. Es mejor llamarlo riesgo. Si quieres no conseguir un proyecto, o que tu magnifica iniciativa quede hundida por el comité de turno, debes añadir la palabra riesgo en la exposición. Será sesudamente, declinada, atrasada o finiquitada.

Por el contrario, si quieres conseguir tus objetivos, elimina cualquier riesgo o duda. Ni los menciones. Dibuja una exposicion diáfana, que deje claros los beneficios economicos, y que su consecución signifique un maravilloso camino de rosas. Proporciona en la misma presentación una disquisición colateral al asunto para que se entretengan debatiendolo. Caerán como monos en ese debate futil que les aleja de lo que no quieres mostrar y facilmente conseguiras tus metas.

Por otro lado, como ya vimos en otro consejo, los manager esperan que les digas que sí. Esperan que estes de acuerdo con ellos. Y si no lo haces, las consecuencias pueden ser negativas. Debes decirles que sí, como si la tonteria que acaban de decir fuera la palabra del oráculo. Debes escoger cuidadosamente cuales deben ser tus disensiones de la manada u opinion general.

Digamos que, llegados a ciertas edades y niveles, los manager se vuelven sordos. No son capaces de escuchar a nadie que no sean ellos mismos. Las conversaciones con estos individuos se reducen a un monólogo compartido en el que ellos sacan a pasear a su ego y lo ponen en el escaparate para que lo admires. Por eso no hay margen para que dudes de sus argumentos, dado que ya no pueden mantener la atención mas alla de su visión, tu voz es percibida como ruido en su cerebro. Solo eso. Ruido.

En cualquier caso, es mucho mejor contribuir activamente a ese tipo de reuniones con tu silencio. Como dice el dr House,  “Todo el mundo miente; lo único que cambia es el por qué”.

Posted in Consejos, Criticas, Libre pensamiento.


No Responses (yet)

Stay in touch with the conversation, subscribe to the RSS feed for comments on this post.



Some HTML is OK

or, reply to this post via trackback.



23

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar