El Ayuntamiento de Barcelona: Peor imposible.

Todos los días en los que abre sus puertas el Mercat Fira de Bellcaire o  Encants Vells, el Ayuntamiento. de Barcelona destina de 10 a 15 guardias urbanos, en coches patrulla, en motos y a pie, para perseguir a las personas que se instalan en sus cercanías a vender los objetos que recuperan de los containers de la basura y ganarse así unos cuantos euros para poder seguir sobreviviendo.

Uno de los motivos por los que el Ayuntamiento de Barcelona con su alcalde Hereu (El gran Recaudador) al frente persigue a estos vendedores es porque no pagan ningún impuesto por su actividad, cosa normal en alguien que vende objetos sacados de la basura para subsistir.

En otros puntos de la ciudad, como el Barrio Gótico o las Ramblas, los turistas o nativos que pasean, son presa fácil de los ladrones, descuideros y carteristas que actúan impunemente sin que aparezca ningún agente de la guardia urbana.

Los autobuses de la linea 24 que pasa por el Park Güell y acostumbra a ir a tope, es el paraíso de los carteristas, sus victimas preferidas son los turistas y cualquiera que se ponga a tiro, aunque los nativos habituales, sabedores del peligro defienden sus bolsos con ahínco.

El Ayuntamiento. de Barcelona conoce este problema denunciado en múltiples ocasiones pero prefiere tener 15 agentes, 10 horas al día, 4 días a la semana, tocándose los huevos al sol y tocándoselos a dichos vendedores antes que acabar con la lacra de los carteristas del bus linea 24 y otras, así como con los que actúan en el centro de la ciudad.

Es lamentable que un Ayuntamiento desperdicie de este modo, el tiempo de sus agentes, su preparación, el sueldo que cobran y los impuestos que pagamos.

3 comentarios en “El Ayuntamiento de Barcelona: Peor imposible.

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: BlogESfera.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.