Lámparas de bajo consumo. Cuidado con ellas.

 

lamparas bajo consumoLas bombillas de bajo consumo se están imponiendo poco a poco en nuestros hogares, suponen un paso adelante en la sostenibilidad medioambiental, consumen menos energía que las incandescentes o tradicionales, el uso de una bombilla de bajo consumo, en lugar de una tradicional, supone una emisión de 20 kilos menos de CO2 a la atmósfera.

Pero no todo son ventajas, como exponen algunas organizaciones medioambientales. El principal inconveniente radica en que las bombillas de bajo consumo contienen entre 5 y 8 miligramos de mercurio en su interior; aunque se trata de una cantidad muy pequeña, hay que tener este factor muy en cuenta a la hora de deshacernos de estas bombillas, tal como ocurría con los termómetros de mercurio, ya prácticamente en desuso, y cuya venta y dispensación esta prohibida desde abril de 2009.

No se deben tirar estas bombillas a la basura, sino que deberás acudir a los puntos limpios de tu ciudad o llevarla, una vez usada, al centro en el que la compraste. Es necesario su reciclaje, al igual que con otros productos altamente contaminantes, como las pilas y las baterías de teléfonos móviles.

Cuidados en caso de rotura

En caso de que la bombilla se rompa en tu hogar, tienes que tomar precauciones para no tocar, ingerir ni inhalar el vapor de mercurio. Para ello, debes: evacuar la habitación y airearla durante al menos 15 minutos; no usar la aspiradora para recoger los restos de la bombilla rota, ya que pueden contener mercurio y debemos usar guantes de goma para recogerlos.

Haciendo caso a estas indicaciones, evitarás cualquier caso de intoxicación por mercurio gaseoso. En cualquier caso, la cantidad de mercurio que contiene una bombilla de bajo consumo es mil veces menor a la que tiene un termómetro, por lo que el riesgo de padecer una intoxicación es mucho menor.

El mercurio puede ser inhalado y absorbido a través de la piel y las mucosas. El sistema nervioso es muy sensible a muchas de las formas de mercurio. Los efectos sobre el funcionamiento del cerebro pueden ser: irritabilidad, timidez, temblores, cambios en los problemas de visión o audición, y en la memoria.

.
.

Fuente: mail recibido, depurado y ampliado.

2 comentarios en “Lámparas de bajo consumo. Cuidado con ellas.

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Lo que faltaba tener mercurio en toda la casa por las bombillas de bajo consumo, buenas para unas cosas y malas para otras, a veces estamos en contacto con verdaderas bombas de relojería, gracias por la información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.