Reinhold Messner dijo la verdad sobre la muerte de su hermano.

.

La historia del alpinismo esta sembrada de polémicas que casi nunca son resueltas. En este caso, la primera ascensión y consecución de la cumbre del Nanga Parbat por la arista Rupal en 1970, protagonizada por los hermanos Messner, se vió ensombrecida por la muerte de Gunter, cuando sin ayuda de su equipo y tras una noche en unas condiciones extremas, sin suministros ni cuerdas, los hermanos se vieron obligados a bajar por la cara Diamir y Gunter, rezagado, falleció víctima de un alud.

Ademas de su jefe Karl Herrligkoffer, dos miembros de la expedición, Hans Saler y Max von Kielin, sembraron las dudas en sendos libros, acerca de si Reinhold había abandonado a su hermano en las cumbres del Nanga Parbat, porque le ralentizaba la marcha y para hacerse con toda la gloria de una hazaña sin parangón; y cabe resaltar, que Reinhold les dió sobrados motivos de rencor al convertirse en el mejor escalador de las siguientes décadas y al casarse con la mujer de uno de ellos. La presión mediática en Alemania, fue muy dura con Messner en aquellos tiempos.

Al cabo de 35 años, en 2005, Reinhold pudo confirmar su versión, al encontrarse los restos de su hermano en el glaciar Diamir a 4300 metros de altura, lo que corroboraba sin atisbo de duda que Reinhold nunca lo abandonó. Es curioso observar como gente que jamás se han encontrado en las terribles circunstancias a las que los escaladores de altura se someten, son capaces de hablar sin el respeto adecuado sobre eventos que jamás podrán comprender. Existe literatura al respecto como el libro de Messner «La montaña desnuda», y también esta película, que describe los hechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.