Skip to content


Un buen abogado no basta.

 

la balanza de la justicia

En Inglaterra una persona estaba siendo juzgada por asesinato.Había  evidencias indiscutibles sobre la culpa del imputado, pero el cadáver no  aparecía. Casi al final de su alegato oral, el abogado, temeroso de que su cliente  fuese condenado, recurrió a un truco:

– “Señoras y señores del jurado, señor Juez, tengo una sorpresa para todos”  -dijo el abogado, mirando hacia su reloj- “Dentro de dos minutos, la  persona que aquí se presume asesinada, entrará en la sala de este  Tribunal.”

Luego el abogado se quedó mirando hacia la puerta.  Los miembros del jurado, el juez, todos ellos sorprendidos miraban también  llenos de ansiedad.

Transcurrieron dos largos minutos y nada sucedió. El abogado, entonces,  finalizó diciendo:

– “Realmente, dije eso y todos ustedes miraron hacia la puerta con la  expectativa de ver a la supuesta víctima. Por lo tanto, quedó claro que  todos tienen dudas en este caso, de que alguien realmente haya sido  asesinado. Es por ello que les ruego que consideren a mi cliente inocente,  ya que ante la duda el mismo debe ser declarado inocente”. (In dubio pro  reo).

Los jurados, visiblemente sorprendidos, se retiraron para la decisión  final. Algunos minutos después, el jurado volvió y pronunció su veredicto:

– ¡ CULPABLE !

– “¿Pero cómo?” – preguntó el abogado – “Yo vi a todos ustedes mirar  fijamente hacia la puerta. ¡ Es evidente que estaban con dudas! ¿Cómo  condenan con duda ?”

Y el juez aclaró:

– Sí, todos nosotros miramos hacia la puerta, menos su cliente….

Moraleja: No sirve de nada ser un buen abogado si el cliente es un gilipollas.

 

Posted in Humor, Libre pensamiento, Relatos, Sociedad.


One Response

Stay in touch with the conversation, subscribe to the RSS feed for comments on this post.

Continuing the Discussion

  1. [BLOCKED BY STBV] Bitacoras.com linked to this post on 16 agosto 2012

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com:   En Inglaterra una persona estaba siendo juzgada por asesinato.Había  evidencias indiscutibles sobre la culpa del imputado, pero el cadáver no  aparecía. Casi al final de su alegato oral, el abogado, temeroso de que s……



Some HTML is OK

or, reply to this post via trackback.



23

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar