La mujer radio y la niña ucraniana.

A la niña ucraniana la habían comido los mosquitos. Esto era un hecho y por eso la mujer radio tenía que hablar con los monitores. Aquello no podia ser. Como habia podido ocurrir, es algo que todavia nos preguntamos. ¿En que colonias de verano había sucedido? ¿Tenía alguna influencia el hecho de que la niña fuera ucraniana? ¿Acaso no hay mosquitos en Ucrania? ¿O tal vez la sangre ucraniana tiene un sabor especial para los paladares de los mosquitos mediterraneos?

La mujer radio y la niña ucraniana

Situados a 15 metros, la locución de la mujer radio era perfectamente audible por todos los que nos encontrabamos allí. La playa, el rumor de las olas, todo quedaba en un segundo plano. El mundo se detenía mientras todos seguiamos pendientes, como alucinados.

Estaba claro que la niña ucraniana tenía problemas. Ademas del desaguisado del campamento, se unía la incapacidad de la mujer radio para entenderla. El ruso no era uno de sus dialectos preferidos. Una barrera de incomunicación se alzaba entre las dos y ni siquiera el ordenador podía arreglarlo. La niña ucraniana no entendía el teclado en español y los caracteres castellanos eran como jeroglíficos para ella.

La noche anterior, habian acudido a una fiesta popular con sus sobrinos. Allí la niña ucraniana estuvo bailando flamenco hasta la madrugada en un vano intento de ganar popularidad. Mientras tanto, una nube de mosquitos la seguía sigilosamente.

Cuando todo esto sucedía, sufríamos el ataque de los acosadores de la toalla. Esos seres parecidos a zombies que te rodean con sus enseres y constriñen tu espacio vital hasta asfixiarte. Un poco antes, los locos de las palas y la pelotita habian decidido ejercitar su deporte veraniego a escasos metros de nosotros.

Cuando intentábamos huir de la voragine tomando un baño,  una medusa gigante ha decidido cruzarse en mi camino y saludarme efusivamente con sus tentaculos.Todo esto es lo que ha dado de si nuestro primer día de playa. La temporada de baños ha quedado inaugurada.

Actualización: Tambien me he quemado. Hemos estado apenas una hora y aun así parezco un bogavante salido del cocedero. Un dia completo.

5 comentarios en “La mujer radio y la niña ucraniana.

  1. Pingback: www.enchilame.com

  2. Pingback: aupatu.com

  3. Pingback: meneame.net

  4. Pingback: Bitacoras.com

  5. Pingback: bellezamia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.