Una historia útil para los sufridos trabajadores cara al público.

Una señora desagradable, fea, ácida, con mala hostia, cara rencorosa entra en una tienda con sus dos niños.

Les grita, insulta, regaña, estruja y tironea sin parar.

El encargado de la recepción se dirige amablemente a ella y le dice:

– ¡Buenos días señora, bienvenida a nuestra tienda! Tiene usted dos hermosos niños, ¿son gemelos?

La malvada señora deja un momento de gritar y con una mirada entre agria y burlona responde al encargado:

– ¡Por supuesto que no! El mayor tiene 9 años y el otro 7. ¿De dónde coño saca usted que podrían ser gemelos? ¿Es usted ciego o estúpido?

Responde el encargado:

-No señora, no soy ciego, ni estúpido… ¡simplemente no puedo creer que a Usted se la hayan follado dos veces!

2 comentarios en “Una historia útil para los sufridos trabajadores cara al público.

  1. Pingback: BlogESfera.com

  2. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.