Voigtlander Brillant 1932.

.

Voigtlander brillant 1932 Esta fue la camarilla que se me escapó el sábado en el mercadillo de las Glorias. Claro que la que iba a comprar estaba realmente trotinada y no lucia tan bonita como la de la foto. En sucesivas visitas había conseguido rebajarle el precio de unos 60 euros originales a unos atractivos 45 euros.

Tenia la piel medio despegada, las letras de la marca casi no se distinguían entre el polvo y la suciedad. Pero la ventanilla se abría bien y parecía que todos los mecanismos funcionaban. Hubiera sido un entretenido proyecto de limpieza y restauración, aunque solo fuese para exhibirla en alguna estantería.

Pero la jugada salió mal. Cuando ya vi en internet que en ebay se vendían por alrededor de 50 euros, ya era demasiado tarde.

Algún avezado aficionado la compró junto con otras dos cámaras vintage en el mismo puesto al precio original de 60 € cada una. Finalmente pago 180 € por las tres y no se detuvo a pensar demasiado el chico listo…

¡¡ Que sepas que me dejaste con la miel en los labios !! ¡¡ Después de toda la mañana pululando en la búsqueda de la ganga, vas tu y arrasas con todo !!

Bueno, esto me enseñará a no dejar pasar ninguna oportunidad. Ante una tentación como esa, hay que sucumbir. Tampoco me iba a arruinar por ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.