Schlosshotel Kronberg. El castillo para la emperatriz Victoria.

La residencia Schlosshotel Kronberg (anteriormente Schloss Friedrichshof) en la ciudad de Kronberg im Taunus fué construida entre 1889 y 1894 para la viuda alemana y emperatriz Victoria,  nombrada Princesa Real en honor de su marido, Federico III, emperador de Alemania.

La emperatriz pasó la mayor parte de su tiempo en el castillo hasta su muerte en 1901, cuando Schloss Friedrichshof, con todo su contenido, la colección de arte y la correspondencia de la Emperatriz, fueron heredados por su hija más joven, la princesa Margarita de Prusia. La colección de joyas de la corona de Hesse, valoradas en 250 millones de dólares, fué robada del castillo en 1945, para ser dividida y vendida en Suiza. Aunque una parte del tesoro ha sido recuperado aun existen piezas en paradero desconocido.

En la actualidad el castillo es un hotel de cinco estrellas que pertenece, junto al area verde colindante, a la Casa de Hesse. Parte de los muebles originales, así como piezas de arte de la colección de la emperatriz aún están presentes en el hotel, junto con su extensa biblioteca. Los jardines contienen un campo de golf de 18 hoyos y el parque público de la ciudad.

Estuvimos allí en 2010 y disfrutamos de su lujo imperial. En aquellos dias de Enero, la nieve cubría los alrededores y el castillo Schloss Friedrichshof era el mejor refugio para el crudo invierno alemán. El hotel es altamente recomendable si os moveis por la zona de Frankfurt donde podreis practicar, como hicimos nosotros,  actividades tales como escalada indoor o bien iniciaros en el noble arte de la esgrima que siempre viene bien.

Mediante la escalada indoor, podreis conseguir que vuestros equipos se refuercen y aprendan a colaborar. Al menos, esa es la idea de las empresas que envian allí a su personal. Para conseguirlo, los participantes deberán confiar en sus compañeros de cordada para escalar muros verticales de 10 ó 15 metros, o bien realizar saltos de fé desde un poste de 6 metros de altura atados por las cuerdas que vuestros amados compañeros tienen a bien sujetar.

La esgrima es la otra actividad lúdica que podeis realizar en equipos, donde aprendereis los movimientos basicos, practicareis combates individuales y consumireis un par de entretenidas horas en guerras fraticidas donde 70 u 80 «tiradores» se persiguen, intentando explotar los globos sujetos en las cabezas de los contrincantes. Todos ellos, por supuesto, protegidos convenientemente con el traje y la careta adecuada. Luxaciones, torceduras, golpes y sofocos son solo pequeños incidentes irrelevantes.

Si seguis el link al hotel, podreis ver las tomas desde el campo de golf, pero eso debe ser en verano porque nosotros no lo vimos. Una gruesa capa de nieve y una reducida visibilidad convertían el supuesto campo de golf en un paramo helado que recordaba las escenas del laberinto de arbustos del Hotel Overlöok donde Jack persigue a su hijo Danny hacha en mano, en las ultimas secuencias de El Resplandor.

Nieva en el Mont Blanc Hotel Village.

En febrero 2006 estuve en el Mont Blanc Hotel Village y se pasó dos dias nevando con una furia inusitada. Supongo que es lo normal en febrero en el Valle d’Aosta al pie del Mont Blanc. Recuerdo un lugar encantador, con todas las comodidades para pasar unos dias alejados de la ciudad. Donde poder practicar cualquier deporte relacionado con el montañismo y la nieve o simplemente, disfrutar de una buena mesa observando como la tormenta lo cubre todo con su manto blanco.

Las vistas eran impresionantes aunque aquellos días no fueron los mas propicios. Definitivamente, mi camara digital del 2006 no daba mas de si y el clima no acompañaba. Ademas de trabajar duramente, 🙂 realizamos una excursión en motos de nieve, que nos llevó a un refugio de montaña donde compartimos mesa con los guias del lugar. El plan previsto era bajar del refugio sin las motos, realizando un trekking nocturno, pero las condiciones no eran las adecuadas y aquella opción quedó descartada.

Al día siguiente, dejamos la montaña y fuimos a visitar Arona en el Lago Mayor, y disfrutamos del tipismo de Novara y de su gente. Si teneis la oportunidad de estar por allí,  no dejeis de comprar queso parmesano en cualquiera de las muchas tiendas que encontrareis.

 

 Mont Blanc Hotel Village

Que frio hacía. Se impone llevar ropa tecnica adecuada para la nieve y botas de montaña. Estuvo 2 dias nevando sin parar y el cielo era oscuro y gris.

 Arona Novara

En Arona se puede pasear, hacer shopping y comprar esas magnificas especialidades italianas. Todo la ciudad esta pensada para que no te vayas sin haber dejado tus euros.