Skip to content


  1. Ambam, el gorila que camina erguido, triunfa en Internet.

    Ambam, un gorila de 21 años que vive en un zoo de Kent (Inglaterra), tiene la capacidad de andar como un ser humano, completamente erguido sobre dos patas y todo el tiempo que quiera.

    No obstante, el comportamiento del gorila no es nada nuevo, ” ha caminado sobre dos patas desde que era pequeño”, explica Phil Ridges, su cuidador.

    Según Ridges, Ambam ha conseguido caminar completamente erguido por sí mismo. “No le ha enseñado nadie y lo hace por la curiosidad que siente por mirar detrás de la valla del recinto en el que vive”.

    Sus cuidadores están convencidos de que también quiere ser el primero en verlos venir con la comida  para así llegar antes al punto de entrega y  llevarse  más cantidad que los demás.

    No obstante, todos o casi todos los gorilas tienen la capacidad de caminar ocasionalmente en posición erguida, pero según Ridges “no hemos visto que ningún otro lo haga como Ambam“, esta habilidad le ha convertido en un nuevo fenómeno mediático,  estos videos de YouTube, en el que se le ve caminar erguido como las personas, han recibido casi cuatro millones de visitas.

    Posted in Ciencia, Historias, Sociedad.

  2. La termita africana, un beneficio para el ecosistema.

    La sabana africana posee una profusión de criaturas majestuosas. Pero la diminuta termita es la que fomenta gran parte de esta diversidad, según un nuevo estudio. Los investigadores en Kenya han descubierto que la abundancia de flora y fauna es notablemente superior en lo alto de los termiteros.

    “Nos dimos cuenta de estos parches verdes circulares” explica Todd Palmer, coautor del estudio y catedrático de biología en la Universidad de Florida. “Tenían mucha vegetación y matas diversas, y la hierba estaba más verde que en otras zonas”.

    Debajo de cada parche Palmer y sus compañeros descubrieron millones de termitas en montículos subterráneos. Descubrieron que, cuantitativamente hablando, las plantas crecían aproximadamente un 60% mas en los parches en comparación con otras zonas y los árboles en los montículos daban un 120% más de frutas. Las poblaciones de animales también descendían de forma significativa cuanto más lejos estaba su emplazamiento de un parche.

    Los montículos son ricos en nutrientes y las termitas también ayudan a ablandar el suelo para favorecer la absorción del agua, dice Palmer.  Otros animales visitan los parches para comer y terminan defecando y orinando allí, depositando de este modo, sus propios nutrientes.

    Posted in Ciencia, Historias, Sociedad.

  3. ¿Que demonios es esto?

    Que alguien me aclare que es esa cosa en medio del desierto de Argelia. Las coordenadas son 25.569379,9.010313


    Ver mapa más grande

    Posted in Descubrimientos, Fotos, Objetos curiosos.

  4. Two Americans walk on the moon. Rome News Tribune.

    Google ha incorporado miles de periodicos de los siglos XIX y XX principalmente norteamericanos y canadienses a su buscador de noticias. Puede parecer una noticía baladí pero a mi me produce una extraña emoción el poder ver la mayor hemeroteca de la historia a un par de clicks.

    Hay para todos los gustos. La navegación es sencillisima y también hay periodicos en castellano. Me he copiado esta noticia de julio del 69 y otra de John Glenn que me ha motivado, viniendo del “The Tuscaloosa news“.

    Posted in Consejos, Descubrimientos, Fotos, Libre pensamiento, Sociedad, Tecnología.

  5. Guía de campo de las Aves de España y de Europa.

    Rebuscando aquella mítica guia de aves que en los 70’s usaban todos los que se dedicaban a identificar pajaros en sus ratos libres en Catalunya, me encuentro inundado de varios titulos y sin saber cual es realmente el objeto de mi busqueda.

    Recuerdo que lo llamaban Peter o Peterson y que en ese mundillo, era el libro de referencia, el que cualquier aficionado o amante de la naturaleza debía conseguir. No conocerlo significaba ser un vulgar patán de ciudad, un pobre inculto. 

    Hoy, intentando reducir los oceanos de mi incultura encuentro en varias webs de libros la referencia de ” GUÍA DE CAMPO DE LAS AVES DE ESPAÑA Y DE EUROPA” escrita por Roger Tory Peterson del que encuentro esto en la wiki:

    Roger Tory Peterson (28 de agosto de 1908 – 28 de julio de 1996), fue un naturalista, ornitólogo, pintor y educador que fue uno de los inspiradores del movimiento ecologista del siglo XX.

    Nació en Jamestown, Nueva York. En 1934 publicó su obra seminal Guide to the birds, la primera guía de campo moderna. Este libro tuvo cinco ediciones. Peterson editó o escribió muchos de los volúmenes de la serie Peterson Field Guide sobre diversos temas desde geología hasta escarabajos y reptiles. Es famoso por las claras ilustraciones de sus guías de campo y el claro resalte de las marcas relevantes para la correcta identificación en el campo. También desarrolló el Peterson Identification System.

    Peterson recibió numerosos premios americanos por sus contribuciones en ciencia natural, ornitología y conservación así como numerosas distinciones, medallas honoríficas incluyendo la Presidential Medal of Freedom de los Estados Unidos.

    Todo parece indicar que esta es la guia que estababa buscando pero revisando varias webs descubro este apunte y esta guia de Peter Hayman del cual tambien encuentro esta entrada en la wiki inglesa:

    Peter Hayman (born 1930 in England) is a British ornithologist and illustrator.

    After his education in Taunton school he studied architecture. He worked as an architect for several years in London but in 1969 he became an artist. His main interest was water-colour paintings of British birds. In 1976 the British publisher Mitchell Beazley released the book “The Birdlife of Britain” which was written by Philip John Kennedy Burton and illustrated by Hayman.

    In the 1980s he illustrated some books which were published as Helm Identification Guides. In 1991 he published “The Complete Guide to the Birdlife of Britain & Europe”. This richly illustrated book with 3,500 water colour paintings which was published in collaboration with Rob Hume was translated in several languages, and became a popular bird guide in Europe.

    Con lo que ya no se cual es la guía que estaba buscando. Los dos autores se llaman Peter o Peterson. Por favor, ¿alguien experto puede asesorarme? ¿Cual de las dos, es el libro de Peter o Peterson? ¿cual era la famosa guía de aves que se usaba en los 70’s en Catalunya? ¿Cual me recomendais vosotros? Gracias a todos de antemano por vuestra ayuda.

    Otros links de interes:

    https://elmonomudo.com

    http://pajareandosantamaria.blogspot.com/2010/11/la-maejor-guia-de-aves-de-espana-ii.html

    Posted in Catalunya, Ciencia, Historias, Libre pensamiento, Libros.

  6. Citas. El pesimismo.

    Un pesimista es un hombre que mira a ambos lados antes de cruzar una calle de dirección única.

    Laurence J.Peter (1919-1990)

    Un verdadero pesimista es un hombre que mira un donut y sólo ve el agujero.

    (Anonimo)

    El pesimismo es el precio inevitable que se paga por la lucidez.

    Santiago de Mora-Figueroa y Williams (1941)

    He aprendido que para ser profeta basta con ser pesimista.

    Elsa Triolet (1896-1970)

    Un pesimista es un optimista con experiencia.

    François Truffaut (1932-1984)

    Posted in Citas.

  7. Qué es  ser un perro de Bilbao?

    Qué es  ser un perro de Bilbao?

    ¿Echar una meada en el poste de una central eléctrica?

    ¿Dejar las ovejas sin lana virgen?

    ¿Pagar el primero la ronda de huesos?

    ¿Ladrar diciendo “mekagüenlahos”?

    ¿Tirar de un trineo y atravesar Alaska estando cojo y con moquillo.

    Pues no.  Ser un perro de Bilbao es esto:

    Leer más…

    Posted in Frikie, Historias, Humor.

  8. Rémi GAILLARD. Los videos mas graciosos hablan Francés.

    No se si conoceis a este tipo, yo lo acabo de descubrir. Su humor iconoclasta arrasa en internet. Sus videos son los mas vistos y sus gracias son celebradas con las carcajadas del personal. Realmente os lo recomiendo.

    No dejeis de ver sus clips en el youtube o en su web para olvidaros un rato de las preocupaciones del dia. Dadle un respiro a la crisis. Mañana será diferente y nuevas oportunidades surgirán.

    Aficionado a los disfraces gigantes, hay videos sencillamente geniales donde solo podemos partirnos el culo de reir mientras Gaillard se mete en todos los lios posibles junto con sus sufridos ayudantes.

    Tradicionalmente Francia siempre nos brindó grandes genios del humor y Rémi es sin duda un buen ejemplo heredero de los clásicos. Hoy, los comicos tienen nuevas formas de comunicarse y la web es una de ellas.

    Su pasión por el golf, la parodia de peliculas y su manía por los policias lo convierten en el mas perseguido en el pais vecino. Los franceses tienen muchas cosas y muy buenas. Carla Bruni es una de ellas. Otra es Rémi Gaillard.

     

     

    Posted in Consejos, Criticas, Descubrimientos, Frikie, Humor, Video.

  9. Nuevos exorcistas contra viejos Demonios. La lucha continúa.

    El rito del exorcismo ha caído prácticamente en desuso en la Iglesia católica de EE.UU.. Pero los pocos sacerdotes del país que tienen formación para ser exorcistas afirman estar abrumados por las peticiones de gente que teme estar poseída por el Diablo.

    La demanda es tan grande que los obispos estadounidenses han celebrado una conferencia para ayudar a los miembros del clero a distinguir entre los que de verdad necesitan un exorcismo y los que necesitan un psiquiatra.

    “No todo el mundo que piensa que necesita un exorcismo lo necesita realmente”, explica el obispo Thomas J.Paprocki de Springfield, Illinois, que organizó la conferencia. “Solo se utiliza en aquellos casos en los que el Diablo esté implicado de una forma extraordinaria al estar verdaderamente en posesión de la persona”. “Pero es poco frecuente, es algo fuera de lo normal, y por eso el uso del exorcismo también es poco frecuente y se sale de lo normal”, añade. “Aunque tenemos que estar preparados”.

    El exorcismo es tan antiguo como el cristianismo en sí. En el Nuevo Testamento se narra cómo Jesús expulsaba demonios.

    El rito del exorcismo está basado en una oración en la que el sacerdote invoca el nombre de Jesús. El cura utiliza agua sagrada y una cruz, y puede modificar la oración en función de la reacción de la persona poseída, explica Matt Baglio, un periodista de Roma que escribió el libro The rite: the making of a modern exorcist (El rito: cómo se hace un exorcista moderno). “La oración viene del poder del nombre de Jesús y de la Iglesia. No viene del poder del exorcista. El sacerdote no tiene poderes mágicos”, señala Baglio, cuyo libro está siendo llevado al cine.

    Hay mucho cinismo entorno al exorcismo. Baglio afirma que los charlatanes se aprovechan de los creyentes vulnerables y provocan en ellos daños físicos o espirituales. Como hay tan pocos sacerdotes que practiquen exorcismos y el tema está tan estigmatizado, a los exorcistas no les gusta que se los identifique. Los intentos de entrevistarlos no han tenido éxito.

    Según el obispo Paprocki , entre los signos típicos de estar poseído por un demonio se encuentran hablar en una lengua que la persona nunca ha aprendido, demostraciones extraordinarias de fuerza, una repentina aversión a cosas espirituales como el agua sagrada o el nombre de Dios, y un insomnio grave, falta de apetito y cortes, rasguños y mordeduras en la piel.

    Una persona que afirma estar poseída debe pasar un examen médico para descartar que sea una enfermedad, según las directrices que publicó el Vaticano en 1999. que sustituyeron a las publicadas en 1614.

    El obispo Paprocki señala que el Diablo es una fuerza real y constante, aunque poca gente necesita un exorcismo para enfrentarse a ella. El Diablo no suele poseer a personas con buena vida espiritual.

    Fuentes: The New York Times

    Video con fotos y audio del exorcismo real de Anneliese Michel (1952 – 1976) . Escalofriante.

    Posted in Historias, Libre pensamiento, Salud, Sociedad.

  10. Profesiones de los Papalagi.

    PROFESIONES DE LOS PAPALAGI Y LAS CONFUSIONES QUE DE ELLAS RESULTA

     

    Cada Papalagi tiene una profesión. Es difícil decir exactamente lo que esto significa. Es algo para lo que se debe tener un gran apetito, pero parece ser que la mayor parte del tiempo falta. Tener la profesión significa hacer siempre las mismas cosas. Hacerlas tan a menudo que incluso podrías hacerlas con los ojos cerrados y sin esfuerzo alguno. Si mis manos no hicieran nada más que construir cabañas o tejer esteras, entonces mi profesión sería la de constructor de cabañas o tejedor de esteras.

    Hay profesiones masculinas y femeninas. Lavar taparrabos en la laguna y abrillantar las pieles de los pies son profesiones femeninas; navegar en un barco por el mar y disparar a los pichones en el bosque son profesiones masculinas. Las mujeres generalmente abandonan sus profesiones cuando se casan, pero es realmente entonces cuando el hombre emprende la suya. Un alii otorga sólo su hija a un pretendiente que esté preparado para su profesión. Es norma que todo hombre blanco tenga su profesión.

    Es por ello por lo que cada Papalagi tiene que escoger una profesión para el resto de su vida, al mismo tiempo que se le aplican sus tatuajes de pubertad. Ésta es una ocasión muy importante y una aiga le dedica tanto tiempo como a qué comer el día siguiente. Si por ejemplo escoge la profesión de tejedor de esteras, un alii lleva al chico a un hombre que no hace otra cosa que tejer esteras. Este hombre debe mostrar al muchacho cómo tejer esteras, enseñarle a tejer esa estera del mismo modo que él lo hace, sin mirar. A menudo el aprendizaje toma largo tiempo, pero cuan do lo domina deja al hombre y la gente dice que ya sabe un oficio.

      

    El Papalagi tiene tantas profesiones como piedras hay en la laguna. Todo lo que hace lo convierte en una profesión. Cuando alguien recolecta las hojas del árbol, ejerce una profesión. Cuando alguien lava los cuencos de la comida, ejerce una profesión. Todo lo que hacen, con sus manos o con sus cabezas, lo llaman profesión. Es también una profesión el tener pensamiento y el mirar a las estrellas. Realmente no hay nada que un hombre pueda hacer que no sea convertido en profesión por los Papalagi.

    Si un hombre dice que él es un tussi-tussil, entonces eso es ya una profesión. No hace nada más que escribir una carta tras otra. Él no cuelga su estera de dormir de las vigas del techo. No va a su choza-cocina para freírse él mismo algunas frutas y no se limpia sus utensilios de comer. Come pescado, pero nunca sale a pescárselo. Come fruta, pero nunca la arranca él mismo del árbol. Sin embargo, escribe una carta tras otra, porque resulta que su trabajo es el de tussi-tussi. Todas estas acciones son profesiones: llevar los utensilios de comer, coger peces y recoger fruta. Y sólo aquellos que ostentan esa profesión están cualificados para ejercerla.

    Resulta que los Papalagi pueden únicamente hacer su propio trabajo y ni siquiera el jefe, que posee mucha sabiduría en su cabeza y fuerza en sus brazos, puede subir su envuelve-cama de las vigas ni lavar él mismo los utensilios de comer. Y ocurre también que el hombre que puede escribir una fantástica tussi no es necesariamente capaz de navegar en una canoa, y viceversa. Tener una profesión significa sólo andar, sólo degustar, sólo oler, sólo luchar; siempre conocer una sola cosa.

    Ese saber-sólo-una-cosa es un grave peligro y una imitación, porque puede llegar un tiempo en que nadie sea capaz de remar una canoa a través de la laguna.

    El Gran Espíritu nos ha dado manos para coger los frutos de los árboles, o para arrancar las raíces de taro de la ciénaga. Las hemos recibido para defender nuestros cuerpos contra nuestros enemigos y para darnos placer cuando tocamos, bailamos o en otros alborozos. Pero no las obtuvimos solamente para desgajar fruta de los árboles o para desenterrar raíces. Ellas deben ser nuestros criados y nuestros soldados todo el tiempo.

     

    Pero los Papalagi no lo entienden. Nosotros podemos ver claramente que su modo de vida es equivocado y que está en claro desacuerdo con los deseos del Gran Espíritu, porque hay gente blanca que ya no puede caminar y que acumula grasa en la parte más baja de sus ancas, como los cerdos. Viéndose forzados por su profesión a estar sentados todo el tiempo, no pueden ya levantar ni tirar una lanza, porque sus manos pueden únicamente sostener el hueso-que-escribe y ellos están siempre sentados en la sombra, escribiendo tussi. Han llegado a ser incapaces de domar ponis salvajes, porque siempre están mirando a las estrellas o desentrañando sus propios sentimientos.

    Sólo uno pocos Papalagi pueden todavía correr y saltar como niños, después de haber crecido. Cuando caminan arrastran los pies y se mueven como si continuamente estuviesen cargados. Niegan y ocultan su debilidad diciendo que correr, retozar y saltar está por debajo de la dignidad de un hombre con orgullo. Pero esto es hipocresía; como sus huesos se han endurecido y se han vuelto quebradizos, la felicidad ha abandonado sus músculos, porque están condenados a muerte por su trabajo. La profesión también es un aitu que destruye la vida; un aitu que murmura promesas dulces a los oídos de la gente y al mismo tiempo les chupa la sangre de sus cuerpos.

    Las profesiones también hieren a los Papalagi en otro sentido y cada vez se distinguen más y más como aitus.

    Por ejemplo, es grande construir una cabaña, cortar los árboles y convertirlos en tablones, levantar las maderas, cubrirlas con el tejado y, finalmente, cuando los tablones y las vigas del techo están fuertemente atadas unas a otras con fibras de coco, cubrirlo todo con hojas secas y cañas de azúcar. No tengo que deciros que es una gran alegría cuando un pueblo construye una nueva cabaña para su jefe, compartiendo la alegría también mujeres y niños.

    Pero, ¿y si solamente se permitiese a unos pocos de nosotros ir al bosque a talar los árboles y a cortarlos en tablones? ¿Y si a aquéllos pocos se les prohibiera asistir al levantamiento de las maderas, porque su trabajo sólo es derribar árboles y cortar tablones? ¿Y si a la otra gente que ha levantado las maderas no se le permitiera asistir al entramado del techo porque su trabajo es sólo de instalador de maderas? ¿Y si a los hombres que han tejido los tejados no se les permitiera asistir a la colocación de las cañas de azúcar, porque tejedor de esteras es su profesión? ¿Y si a ninguno de ellos se les permitiera recoger de la playa los guijarros usados para el endurecimiento del suelo, porque ese sería el trabajo de aquellos cuya profesión es recolector de guijarros? ¿Y si sólo aquéllos que van a habitar la casa tomaran parte en las festividades de inauguración y todos los que han ayudado a construirla, no?

    Os reís y con certeza diréis: si no se nos permitiera ayudar en todas las cosas que requieren nuestra fuerza masculina, la mitad de la diversión se habría ido; media diversión no ¡toda la diversión! Y él, que nos esperaba para usar nuestras manos para un único propósito, nos esperaba para hacer como si todos esos que han ayudado a construirla, no?

    Os reís y con certeza diréis: si no se nos permitiera ayudar en todas las cosas que requieren nuestra fuerza masculina, la mitad de la diversión se habría ido; media diversión no, ¡toda la diversión! Y él, que nos esperaba para usar nuestras manos para un único propósito, nos esperaría para hacer como si todos nuestros miembros y nuestros sentidos estuvieran paralizados o muertos.

    Ésta es la razón de la amargura de los Papalagi. Algunas veces es estupendo ir a buscar el agua de la ría, puede ser incluso agradable hacerlo un par de veces. Pero si debes transportar el agua de la salida a la puesta del sol, día tras día, cada hora hasta que falla tu fuerza, trayendo y trayendo, al final tirarás tu cubo con ira, amargado por la esclavitud de tu cuerpo. Porque no hay nada tan duro para un hombre como hacer la misma cosa una y otra vez.

    Pero hay Papalagi para los que ir a buscar agua de pozo día tras día sería un motivo de alegría; hay unos que no hacen otra cosa que levantar sus manos y dejarlas caer otra vez, o llevar un palo, y tienen que hacer eso en un lugar mugriento donde ni siquiera el sol ni el aire fresco pueden penetrar, y ellos no hacen nada que requiera su fuerza o les reporte felicidad. Considerando la forma de pensar de los Papalagi, levantar tu mano y empuñar bastones es muy importante, porque quizás de ese modo pones la máquina en marcha o le das órdenes; ponla en marcha y así hace aros de yeso y escudos para el pecho, fabrica pantalones-vaina o algo parecido. Hay más gente en Europa con el rostro gris ceniza que árboles hay en nuestras islas. Porque no obtienen ningún placer de su trabajo, porque su trabajo se come toda su alegría y porque nunca hacen nada por su propio gusto, ni siquiera una hoja, no importa cuánto tiempo trabajen. Por eso un odio latente anida en el interior de la gente con profesión. Algo vive reprimido dentro de sus corazones, como un animal encadenado, rebelándose pero todavía incapaz de liberarse. Llenos de odio y envidia miran y comparan los trabajos de los otros entre sí. La gente habla sobre trabajos de clase más baja y más alta, aunque todos los oficios fuerzan a la gente a hacer sólo medio trabajo. Un ser humano no es sólo una mano, un pie, o una pierna, sino que es todo junto… Únicamente cuando todos los sentidos y todos los miembros trabajan juntos, puede el corazón de un hombre ser feliz y estar saludable, y no cuando se permite vivir únicamente a una parte y el resto de él tiene que hacerse el muerto. Esto engendra gente enferma y desesperada.

    Los Papalagi viven en confusión con sus profesiones. Ellos no se dan cuenta de eso y en caso de que me oyeran hablar de este modo, seguramente me llamarían loco, porque yo habría juzgado sin haber tenido una profesión o haber trabajado un solo día como trabaja un europeo.

    Pero esos Papalagi nunca han sido capaces de explicarnos o hacernos entender por qué debemos hacer más trabajo del que Dios nos pide para satisfacer nuestra hambre y proporcionarnos un tejado sobre nuestras cabezas, y para el disfrute de una fiesta y sus preparativos en la plaza del pueblo. Nuestras ocupaciones pueden parecer diminutas y carentes de las habilidades de un oficio, pero cada hombre de verdad y hermano de la isla hace su trabajo alegremente, y nunca con tristeza. Para eso preferiría no trabajar en absoluto. Esto es lo que nos distingue de los Papalagi. El hombre blanco suspira cuando habla sobre su trabajo, como si estuviera siendo aplastado por su peso; sin embargo nuestros jóvenes caminan a los campos de taro cantando, y con una canción lavan las doncellas los taparrabos en el rápido arroyo. Con certeza el Gran Espíritu no nos desea con cabellos grises como resultado de algún trabajo, ni nos quiere arrastrándonos como una babosa de mar en la laguna, o como un sapo en la tierra. Nos quiere haciendo nuestras cosas orgullosos y erguidos, y que seamos gente de ojos felices y miembros flexibles. Siempre.

     

    Posted in Anime, Comic, Consejos, Historias, Libros.



Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar