Horror Market en Barcelona.

 

Mientras disfrutábamos de un agradable paseo por nuestro barrio de Gracia tomando el solete en este caluroso mes de Octubre nos topamos con un evento desconocido, ni más ni menos que el Horror Market.
Esta reunión de amantes del terror se localiza en el Espai Jove La Fontana, Gran de Gracia 190, muy cerca del metro de Fontana en Barcelona. Si os gustan los temas de terror, gore, gótico y demás zonas oscuras aún estáis a tiempo de acercaros, se acaba hoy a las 21:00 horas. La entrada cuesta 0,50 euros.
El personal es variopinto y la mayoría van con equipos muy acorde con el tema que nos ocupa, impera el buen rollo y la simpatía. Si os gustan los objetos curiosos seguro que algo encontrareis. Nosotros nos hemos premiado con una estupenda mano zombie. Como no iba preparado las fotos están tomadas con el móvil pero sirven para ilustrar el post.

Guía de supervivencia.

.

El Ebola se abrirá paso. Solo es cuestión de tiempo. Y aunque los «Potrocolos de la señorita Pepis» del gobierno de Rajoy tal vez ahora hayan funcionado, el ébola entrará como una guadaña mortal en nuestra sociedad diezmándonos. Solo una vacuna eficaz nos puede salvar y seguro que ya está en proceso en varios laboratorios, a la espera del mejor momento para sacarla al mercado.

Para ello, todavía faltan unos meses. Siempre será mejor distribuir la vacuna cuando el pánico se haya apoderado de nuestra sociedad. ¿Cuál es el mejor escenario para ello? Esperemos que la epidemia se extienda. Que empiece a provocar muertes indiscriminadas entre la sociedad occidental. Unos cuantos millones de muertos no significaran mucha diferencia.

Dejemos que los hospitales y centros sanitarios colapsen y que masas de infectados desborden los confinamientos. Dejemos que la economía mundial se tambalee y medidas extremas sean necesarias. Solo entonces, cuando parezca que no haya esperanza para la humanidad, alguna corporación nos traerá la salvación con una vacuna que pagaremos con sangre y a precio de oro.

En cualquier caso, por si queréis echaros al monte, os recomiendo que volváis a las fuentes y os hagáis con el equipo de supervivencia imprescindible. 😉

EQUIPO

Ir ligero de equipaje es esencial para tu viaje. Antes de empaquetar nada, hazte una pregunta: «¿De verdad necesito esto’.-‘». Una vez que recopilas tu equipo, revisa la lista y hazte de nuevo esa pregunta. Una vez que hayas hecho esto, hazlo de nuevo. Por supuesto, llevar poco equipaje no quiere decir que te hagas con una pistola del calibre 45, cojas un poco de cecina y una botella de agua y te dirijas carretera abajo. El equipo será vital, mucho más que en otros escenarios donde estás encerrado en un lugar (una prisión, un colegio, en tu propia casa) donde abundan las provisiones. El equipo que lleves contigo puede ser todo lo que tengas. Cargarás sobre tu espalda tu hospital, tu despensa y tu armería. Lo que sigue es una lista del equipo estándar que necesitarás para un viaje con éxito. El equipo específico como los esquís alpinos, el filtro solar o la mosquitera debería añadirse dependiendo de tu entorno.

  • Mochila
  • Botas de montaña fiables (que ya estén usadas)
  • Dos pares de calcetines
  • Una botella de agua de un litro de boca ancha
  • Pastillas para purificar el agua*
  • Cerillas a prueba de viento y agua
  • Pañuelo para el cuello o la frente
  • Mapa**
  • Brújula**
  • Linterna pequeña (de pilas AAA) con lentes revestidas
  • Poncho
  • Espejo pequeño para hacer señales
  • Petate o saco de dormir (llevar los dos será demasiado incómodo)
  • Gafas de sol (con lentes polarizadas)
  • Kit pequeño de primeros auxilios*
  • Navaja suiza o multiusos
  • Radio portátil con auriculares
  • Cuchillo
  • Prismáticos**
  • Arma de fuego principal (preferiblemente, una carabina semiautomática)
  • Cincuenta cartuchos (si es un grupo, treinta por persona)
  • Kit de limpieza**
  • Arma de fuego secundaria (preferiblemente, una pistola del calibre 22)*
  • Veinticinco cartuchos*
  • Arma de mano (preferiblemente, un machete)
  • Bengalas**

*no necesario en grupos

** cargado sólo por una persona si es en grupo

Además, todos los grupos deberían llevar:

  • Arma balística con silenciador (preferiblemente un arma de fuego silenciada o una ballesta)
  • Munición extra para quince muertes (si el arma difiere del arma de fuego estándar)
  • Visor telescópico
  • Kit de medicina mediano
  • Transmisor-receptor con auriculares
  • Desencofrador (en lugar de un arma de mano)
  • Bomba para purificar el agua

Una vez que has elegido tu equipo, asegúrate de que todo funciona. Pruébalo todo, una y otra vez. Ponte la mochila durante un día entero. Si el peso es demasiado en la comodidad de tu fortaleza, imagina cómo será después de un día entero de caminata. Algunos de estos problemas pueden resolverse eligiendo objetos que combinen varias herramientas (algunas radios portátiles vienen equipadas con linternas, los cuchillos de supervivencia llevan brújulas, etc.).

Aplica esta filosofía de ahorrar espacio al elegir las armas también. Un silenciador para un arma que ya existe requiere menos espacio que un arma completamente nueva, como un ballesta y saetas extras. Llevar el equipaje un día entero te dará también una idea de dónde puede provocarte una erupción por el roce, dónde debes ajustar más las correas y cuál es la mejor manera de asegurar el equipo.

 

Hormigas en la estacion espacial. Un desafio para Homer.

 

Ante la noticia del experimento con 800 hormigas que se esta realizando en la estación espacial ISS, y viendo las fotos y el texto que podeis ver siguiendo el link, no he podido sino recordar el episodio de los Simpson, donde Homer consigue formar parte del programa espacial y ser lanzado al espacio exterior para aumentar la depauperada audiencia televisiva de las misiones de la agencia espacial NASA.

En la misión, sucede un incidente con las hormigas que acaba con un experimento, parecido al que ahora han diseñado para la ISS, consistente en descubrir como se adaptan las hormigas a la ingravidez y de ello sacar conclusiones útiles para el diseño de nuevos mini robots que busquen sus propios recursos en situaciones extremas. ¿WTF?

Permitidme que os diga que el calvo de la foto, tiene todos los números para repetir la cagada de Homer y devolver la libertad a esa colonia de hormigas en medio del espacio. Aunque será una libertad alejada de los estándares que nuestras pequeñas amigas podrían esperar. En cualquier caso, veamos la secuencia de los hechos…

Procrastinar. El verbo.

.

Varias ideas me asaltan. Continuar con un post de la categoría «que hacer un domingo en Barcelona» últimamente abandonada, o tal vez desarrollar un proyecto de mecenazgo de arte en un bonito edificio abandonado o colgar una foto del Moma en la sección de Arte o tal vez buscar donde venden cámaras Ricoh GR en Barcelona o también arrancar una comedia porno donde la buena música tuviera un papel preponderante y el look fuera muy cosmopolita.

Todo eso son opciones que se abren en el poco tiempo que se sucede viendo una intrascendente serie o realizando un zapping matinal, cuando uno se siente fresco y relajado después de unos días de vacaciones. Al final pocas de esas opciones llegarán a realizarse pero empezar con una y abandonar las otras requiere un esfuerzo de concentración. De enfocarse en lo plausible y realizable y abandonar lo que esta fuera de mi alcance de momento. Todas esas ideas se perderán como lágrimas en la lluvia.

Pero están ahí y alguien, tal vez uno de mis otros yos debería perseguirlas en alguna de mis otras vidas en esos universos paralelos que pululan por doquier. De momento, las apuntaré en esta molesquine para futuras consultas.

Olympus Trip 35. Restaurando cámaras antiguas II.

.

Tal vez esto se me haya ido de las manos. Estas ultimas semanas no hago más que buscar en ebay viejas cámaras rangefinder o telemétricas y pujar por ellas. Adquirí una Konica C35 que todavía no me ha llegado con muy buena pinta por 30 euros y hoy acabo de perder una puja por una Minolta hi-matic s7 II negra preciosa que sin saber si funcionaba o no, ha llegado a las 79 GBP (unos 85 euros al cambio). Por suerte mi puja de 40 libras no ganó.

Para mañana tengo otra Olympus trip 35 a tiro por solo 25 euros, y creo que no me la quitarán. Pero dejemos esta fiebre y vamos a ver los siguientes pasos de la restauración que os mostraba en  el post anterior.

Tras haber limpiado la cámara, adquirí en Aki-Asahi.com una nueva piel para mi Oly y los sellos para la caja negra interior. De paso, también me compré una piel nueva para mi epl-2. Todo me llego un par de semanas después y ahora por unos pocos euros, tengo de regalo un bonito sobre con los matasellos de Japón.

Solo tenia que instalar los nuevos sellos y la nueva piel, pero en un arranque, decidi repintar las partes deterioradas del metal donde el oxido crecia por momentos. Para ello, quité los dos platos cromados y de paso limpié el visor y aluciné con el sistema que impide hacer fotos sin luz y que muestra esa lengua roja en el visor. Tras ello, lijé todo el orín, y forré absoluta y precisamente todo el contorno de las partes a pintar con cinta de carrocero y procedí a dar varias capas de pintura en spray Felton brillante.

Tras veinticuatro horas, ya estaba seco pero no totalmente duro. Aquí os recomendaría no tocar nada hasta pasados dos o mejor aun, tres días completos. Otra cosa que yo no hice y que podría darle un toque maestro,  es aplicarle unas manos con el spray de laca endurecedora, también de la casa Feltón. (No cobro nada por la publicidad. Después de informarme mucho, sé que Felton es una marca de calidad. Ahora bién, si os dedicais al grafiti, Montana es vuestra pintura.)

Bueno, yo tenia una misión que cumplir y era probar la cámara. Y tras un dia de secado, la saqué a pasear con otro carrete ilford xp2 400 asa que me quedaba. Las fotos de ese dia por las calles del centro de Barcelona, todavía están en el laboratorio y dependiendo del resultado, tal vez no las veais nunca, pero si os dejo con las fotos de la restauración donde se puede apreciar la preciosidad de la mejor ingeniería japonesa de los años 60’s del siglo pasado.

Los Thunderbirds. Guardianes del Espacio.

.

Hoy ha habido tiempo en la oficina para un par de frikadas y hablando de Optimus Prime, de los Transformers, los mas puretas del equipo nos hemos salido con una serie de marionetas que lo petaba, allá por los 70’s. La emitian en nuestras televisiones de tubo en riguroso blanco y negro. Los Thunderbirds, y eran geniales.

Unas marionetas sobre una patrulla que controlaba a los malosos con la ultima tecnologia aeroespacial y con recursos dignos de James Bond. Las historias eran subyugantes y con unos argumentos donde al final se imponían las explosiones y los efectos especiales, destruyendo todas las maquetas que se pusieran por delante y siempre evitando el desastre en el ultimo segundo.

«La carrera contra el tiempo» era uno de los temas reiterados en los Thunderbirds. La patrulla de Rescate Internacional, debía volar a la zona de peligro en sus naves siempre listas para la acción, desde su base oculta en una isla secreta en el Oceano Pacífico.  Desde un satelite tripulado, se controlaban las comunicaciones para cualquier situación que pudiese requerir sus talentos muy especiales y maquinaria.

Los cohetes y las naves que se usaban en la serie se convirtieron en los juguetes mas vendidos de varias navidades y hoy son apreciados objetos de colección. Aqui os pego el link de uno de estos frikis coleccionistas de las naves de la serie, Robert J. Sawyer, exitoso escritor infectado por el virus de la ciencia ficción desde su mas tierna infancia, gracias a las supermarionetas de Gerry y Sylvia Anderson para los Thunderbirds.