Las camisetas medicinales de Paco Gallardo.

 

En el estadio de la ciudad húngara de Miskolc, los aficionados despliegan hace unas semanas una pancarta en castellano: “Aguanta Paco, te necesitamos”. Paco es Francisco Gallardo (Sevilla, 1980), jugador del DVTK que estuvo en el Sevilla de Caparrós (2005-06), además de Getafe, Deportivo, Murcia y Huesca, y que lleva desde 2011 enrolado en este pintoresco equipo magiar del norte de Hungría. “Es duro. Siento que estoy viviendo en la España de hace 30 años. Ver la pobreza en la calle, los niños pasando necesidad… ¿La pancarta? Es que hice algo gordo y la gente me quiere mucho”.

El portero Bence Rakaczki (Miskolc, 1993) había debutado con 19 años en los últimos partidos de la temporada pasada. Durante las vacaciones de verano, su compañero Gallardo recibe una terrible noticia: a Bence se le ha diagnosticado leucemia.

El futbol húngaro se moviliza para ayudar al chaval. “Esto es muy complicado. Aquí, si tienes dinero, puedes tener acceso a una atención médica adecuada. Había que buscar los fondos para intentar salvar a Bence. Yo vi que jugadores importantes húngaros cedían sus camisetas firmadas para ser subastadas y me dije: ‘Yo conozco a jugadores del Barcelona y del Madrid’. Si consigo camisetas firmadas por mis amigos se podría sacar bastante para mi compañero… Pero yo nunca he pedido un favor, nunca he pedido una camiseta, ni una entrada, no me gusta molestar…”.

gallardo en la tv hungaraGallardo pone en marcha su plan. Contacta por whatsapp con Dani Alves, excompañero del Sevilla. “Dani, soy Paquito Gallardo. Un amigo mío de Barcelona va a ir a la tienda del Barça, va a comprar tu camiseta, y va a quedar contigo donde tú me digas para que se la firmes. Es para un compañero del equipo que tiene leucemia. Hazte una foto con la camiseta firmada para que la gente vea que la has firmado de verdad. La subastaremos para pagar la operación”. Dani Alves responde: “Paquito, lo que necesites. ¿Estás loco? La camiseta la pongo yo. Espera… ¿Cómo se llama el chaval?”.

A las pocas horas Paco Gallardo recibe una foto de Dani Alves con la camiseta firmada por toda la plantilla, una cartulina dando ánimos a Bence Racaczki y escoltado por todo el equipo del Barcelona en el Camp Nou. Foto que cuelga en su twitter. “¿Te vale así, Paquito? Lo que necesites, amigo”. Con el Real Madrid se repite la historia: Gallardo se pone en contacto con Iker Casillas, compañero en las categorías inferiores de la selección, Albiol, con quien coincidió en el Getafe, y Sergio Ramos. Todos los jugadores del Madrid firman la camiseta y los tres se fotografían con un mensaje de ánimo al meta. Y cuando Gallardo le cuenta la historia a Carlos Marchena, el central sevillano del Deportivo imprime un cartel con el nombre de Bence y se retrata con toda la plantilla gallega. Todos los medios húngaros se hacen eco del solidario gesto de Paco Gallardo. Las camisetas se pasean por las televisiones. Hace poco más de un mes, Bence fue operado y lucha por su vida. Gallardo logró recaudar unos 33.500 euros.

 

Fuente: El País.

La caligrafía es hermosa.

 

Este post estaba en borradores desde hace tiempo. La idea era mostraros cuan hermosa podia ser la caligrafía, pero vista como una sucesion ordenada de motivos conformando una trama o patrón y ofreciendo un nuevo paisaje contenido dotado de un ritmo propio.

¿No es esto al fin y al cabo la caligrafia? Una sucesión. Movimientos ordenados y contenidos siguiendo un patrón caracteristico. No se si me entendeis. Tal vez no me explico. Olvidaros de las letras y de las tipografias. Cualquier repetición ordenada es caligrafía. Y para ilustrároslo os traigo este poster que os muestra un catálogo meticulosamente ilustrado de 100 cámaras históricas, sacadas de más de un siglo de historia de la fotografía. 

No lo veais como un compendio de cámaras. Observad el ritmo y la sucesión de las formas. Fijaros en el conjunto y en los detalles. Descubrid las pautas escondidas y la trama resultante. ¿No es acaso hermosa? Intentadlo en vuestras casas. Ordenad y alinead vuestros objetos en una caligrafía cósmica que aporte un poco de orden a este universo dominado por el caos y la entropía.

A visual compendium of Cámeras

 

El Dolmen de Vallgorguina, allí donde se cita la brujería.

 

Paseaba plácidamente por Arenys de Munt cuando una extraña fuerza me impulso a visitar el misterioso Dolmen de Vallgorguina, un lugar relacionado desde tiempos inmemoriales con brujas y aquelarres. En la actualidad sigue siendo un sitio muy frecuentado por ocultistas y adeptos a diferentes prácticas mágicas, incluidos los rituales satánicos.

El Dolmen de Vallgorguina también llamado la Pedra Gentil está situado en el municipio de Vallgorguina, Barcelona, dentro del Parque Natural del Montnegre i el Corredor, hay que tomar la carretera C-61 que va de Sant Celoni a Arenys de Mar y en el kilómetro 13,200 seguir la pista forestal que va hasta el Santuario del Corredor, antes de llegar al Santuario encontraremos un camino donde debemos dejar el coche y después de cinco minutos de ligera subida llegaremos al Dolmen.

El dolmen de Vallgorguina está formado por 7 megalitos verticales, que soportan un gran bloque megalítico superior horizontal. Los 7 megalitos verticales no son todos de una única pieza, sino que 3 de ellos constan de una gran piedra y otra pequeña piedra superior yuxtapuesta, uno de ellos consta de 3 partes (base inferior, gran piedra central y pequeña piedra superior). Su altura exterior es de 1,53 metros (interior: 1,28 metros).

La disposición de los megalitos es de forma circular, con una distancia entre ellos que oscila entre los 20 y 39 cm, dejando una gran apertura entre dos megalitos, de 81 cm, a modo de puerta de entrada.

El gran megalito superior horizontal, está partido por la mitad, con una cierta separación entre sus dos partes (25 centímetros). Su longitud máxima es de 3,16 metros y su anchura, de 2,54 metros.

Poco conocemos de la verdadera historia del dolmen, ya que nunca ha sido excavado o documentado arqueológicamente, se cree que fue construido entre el 3.500 y el 2.000 a.C..

Dice la leyenda que el dolmen de la Pedra Gentil era el punto de encuentro de todas las brujas de la comarca desde tiempos inmemoriales, aquí celebraban sus aquelarres y rituales mágicos, de hecho, la denominación de Gentil es porque en ella se realizaban rituales paganos.

En nuestra visita encontramos una montaña solitaria y soleada, sin brujas que saludar ni aquelarres donde participar, por lo que deduzco que la poderosa fuerza que me hizo llegar hasta el Dolmen no tenía nada de sobrenatural, tan solo era que mi mujer quería verlo, que no es poco.

 

El guardian entre el centeno. Una reseña.

.

Siendo una de las grandes novelas clásicas de todos los tiempos, se hace dificil afrontar la lectura de las andanzas de Holden Caulfield con la suficiente independencia. Años de reseñas, alagos y glosas la han encumbrado en nuestro subconsciente hasta el Hall of the Fame de nuestros mitos literarios.

Pero todo ello, no significa que no se pueda leer y disfrutar. Y sin duda hay mucho que decir al respecto. La novela describe los inciertos dias de un adolescente expulsado de su colegio mayor. En la novela, nuestro protagonista narra con fresco lenguaje la experiencia de vida que le lleva de un lugar a otro en un patetico intento de encontrar un rumbo o destino en la Nueva York de su adolescencia.

No hay descanso para Holden. Su drama es tan cercano como los que todos nosotros debímos afrontar en aquella edad en la que todo es nuevo y viejo a la vez. Reflejando la incongruencia de un paisaje social que no ha mejorado en nada desde que se publicó la novela en 1951, el relato nos conecta con los cadaveres de nuestro armario y representa una piedra de toque para las legiones que encuentran en la novela un reflejo generacional.

Aun asi, ¿es esta la gran novela americana? creo que sin duda podría ser un prototipo primigenio, una semilla en la que se asientan otros grandes escritores como Philip Roth, Jack Kerouac o John Irving pero no me ha acabado de llenar como lo han hecho otras grandes obras, las cuales no gozan del renombre de la obra de J.D. Salinger.

jd-salinger-photo

Aun siendo una magnífica novela y altamente recomendable, incluso para ser estudiada en talleres de literatura, o como una completa descripcion del paisaje generacional adolescente y de su sombrío drama existencial, si realmente buscais un clásico, si quereis sumergiros en la mejor novela americana de los ultimos 200 años, leeros Moby Dick. 

.