Tema Twenty Eleven

Tocaba migrar el sitio a PHP 7.3 y MySql 5.6. Inicialmente verificamos la compatibilidad de nuestro tema y plugins con PHP Compatibility Checker. Como era de esperar algún plugin retocado tuvo que ser desactivado y aunque el tema también aparecía con error este no era tal. Modificando el archivo .ovhconfig de nuestro servidor ya estaba hecha la migración y en nuestra cuenta de usuario migramos nuestro sql. 

Adaptar nuestro viejo tema Carrington Blog a móviles y tabletas era un reto. Se probó con la opción de Tema para móviles de Jetpack y con AMP. Después de innumerables pruebas y ajustes el resultado no era satisfactorio, era tan solo un apaño y el formulario de comentarios no funcionaba en ningún caso. Era necesario un cambio de tema.

Después de probar muchos temas vemos que hay algunos realmente buenos, como Overlay, OceanWP o Astra aunque en todos los casos se requería de mucho tiempo de configuración, meses ?, además de la amenaza constante del premium. Acostumbrado a retocar código php o css con EditPLus pensé que lo mejor sería elegir un tema sencillo. 

La serie Twenty de WordPress estaba en el punto de mira y finalmente el tema Twenty Eleven fue el elegido. Se trata de un tema HTML5, CSS3 y responsive lo cual te garantiza su adaptabilidad a todo tipo de dispositivos móviles, tabletas o pcs. Además es gratuito.

Como era de esperar muchos ajustes hubo que realizar para afinar el funcionamiento del tema, ajustes varios, añadir los iconos sociales, corregir las url largas de los comentarios que sobrepasan el ancho con el plugin Auto-hyperlink URLs, desactivar el editor Gutenberg, añadir el editor clásico, evitar el estilo de editor de bloques del tema que limitaba el ancho, etc, etc.

El mono mudo

Con el sitio migrado a PHP 7.3, MySql 5.6, activado el certificado SSL para https sitio seguro y el nuevo tema Twenty Eleven la instalación de la tienda con WooCommerce fue como la seda.

El mercadillo del mono

 

Deconstrucción selectiva.

.

Hoy he reciclado dos bolsas llenas de libros, mayoritariamente best sellers que no significaban nada. Viejos libros de los cuales no guardaba ningún recuerdo, y otros más que se merecían dejar de ocupar espacio en mi librería. Porque, si no vas a releerlos, ¿Qué sentido tiene guardar tanto libro?.

Aun habiendo eliminado unos 30 o 40, la biblioteca continua inundada en varias filas de volúmenes, sin espacio para otros objetos que requieren atención. Ahora mismo, mis libros electrónicos crecen, pero el papel se come mis estanterías como una plaga de otro tiempo y lugar.

Me quedan clásicos e incunables y ciertas áreas que todavía no he explorado como la ciencia ficción y el terror. Acumulo, series y grandes obras, junto con otros autores que no se si merecen mi atención. Me asalta una voluntad, tal vez insana de eliminar todo lo de un autor. Me llama, eliminar Katherine Neville y también todo Vázquez Figueroa, aunque disfrute Manaos, ya he eliminado Tuareg. Su absurdo final, se lo merecía.

¿Y que me decís de Ken Follet y la nefasta continuación de los Pilares de la Tierra, Un mundo sin fin? ¿Alguien pudo soportar tamaño tostón? Son libros de tapa dura, que me costaron un dinero, que serán probablemente defenestrado sin remisión en la próxima ocasión. Tal vez elimine todo Tom Clancy y todo Clive Cussler. Y también, todo Michael Crichton.

Mientras tanto, atesoro a Boris Vian, Thompson, Kurt Vonegut, Bukowsky, Philip Roth y otros muchos que me merecen un respeto y veneración. El mundo no seria lo mismo sin ellos. Por supuesto, probablemente podríamos expurgar bastante de Anne Rice y quedarnos con lo esencial. También guardar los clásicos de la ciencia ficción, pero todos ellos están digitalizados ya…

Literatura que ya no recordare en poco tiempo, cuando la senectud me aparque en cualquier negra cuneta.

Olivetti Studio 46.

.

Maquina de escribir Olivetti Studio 46, fabricada en Barcelona, en la fábrica de la Gran Vía, allá por los años cincuenta del siglo pasado. Por lo que aprecio, heredó el diseño de la Studio 42, que se fabricaba en la fábrica original de Olivetti en Ivrea, en Italia. Y sin duda es espectacular.

El viernes encontré una bastante sucia en el mercado de los encantes de Barcelona. Estaba llena de polvo y manchas blancas de origen desconocido y esos fueron los argumentos de compra. La conseguí rebajar de 80 a 45 euros tras unos cuentos tira y afloja, y seguro que el vendedor le saco margen.

No me pude resistir, y comencé una nueva colección. Ya hacía tiempo que este objeto, fruto de la mejor ingeniería del siglo XX, me llamaba la atención. Junto con las cámaras de fotos analógicas, son estimados productos de una era industrial donde las cosas se hacían con metal y para durar.

Tras mirar por ahí, veo que el limpiador y lubricante multiusos WD-40, está también indicado para limpiar máquinas de escribir y como este nunca falta en mi caja de herramientas, es lo que usé para eliminar los rastros de unas cuentas décadas. Tras una de generosa aplicación este es el resultado.

Ahora busco enfebrecido una Studio 42 en el mismo estado. Cuando la consiga, colgaré las dos de la pared en una superficie plástica de color rojo o tal vez usare las bases de sus cajas, tal que dos cuadros parejos, como un gran testimonio del mejor diseño italiano que se reconvierte en Arte moderno.

 

El hombre llega a la Luna. 46 Aniversario.

 

El 20 de Julio se cumplen 46 años de la llegada del hombre a la Luna y aunque los partidarios de las conspiraciones digan que fue un montaje yo lo estuve viendo en directo por TVE y afirmo que no lo fue.

Durante mi estancia en New York en 2014 en una de mis visitas al Flea Market Antiques Garage (ahora cerrado, que pena) me compre esta rara y muy preciada chapa (badge U.S.First Man on The Moon-Epic Journey of Apollo 11) conmemorativa del evento lunar, esta en muy buen estado y es vintage total, cada día le tengo más cariño por los recuerdos que me trae de aquella fantástica noche .

Apolo 11 fue una misión espacial tripulada de Estados Unidos cuyo objetivo fue lograr que un ser humano caminara en la superficie de la Luna. La misión se envió al espacio el 16 de julio de 1969, llegó a la superficie de la Luna el 20 de julio de ese mismo año y al día siguiente logró que 2 astronautas (Armstrong y Aldrin) caminaran sobre la superficie lunar.

La tripulación del Apolo 11 estaba compuesta por el comandante de la misión Neil A. Armstrong, de 38 años; Edwin E. Aldrin Jr., de 39 años y piloto del LEM, apodado Buzz; y Michael Collins, de 38 años y piloto del módulo de mando. La denominación de las naves, privilegio del comandante, fue Eagle para el módulo lunar y Columbia para el módulo de mando.

El comandante Neil Armstrong fue el primer ser humano que pisó la superficie de nuestro satélite, el 21 de julio de 1969 a las 2:56 (hora internacional UTC) seis horas y media después de haber alunizado al sur del Mar de la Tranquilidad, ante la mirada de millones de personas alrededor de todo el mundo (yo entre ellos) que observaron este histórico acontecimiento a través de la televisión. Mientras descendía por la escalera del módulo, Armstrong proclamó la famosa frase: «Este es un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad». Posteriormente Aldrin, se unió a él ofreciendo una simple pero poderosa descripción de la superficie lunar: «Magnífica desolación». Una vez que ambos astronautas ya se encontraban sobre suelo lunar, comenzaron a realizar las tareas que les habían sido asignadas.

Tomaron fotografías, manejaron una cámara de televisión (gracias a la cual los espectadores de todo el mundo pudimos asistir a sus hazañas), colocaron una bandera de los Estados Unidos y depositaron una placa metálica con la siguiente inscripción: «Aquí los hombres del planeta Tierra han puesto el pie sobre la Luna por primera vez. Julio de 1969 D.C. Hemos venido en paz en nombre de toda la humanidad».

Transcurrida esta misión, volvieron al módulo lunar que reemprendió el viaje para unirse con el módulo de mando donde les esperaba Collins. El 24 de julio, los tres astronautas lograron un perfecto amerizaje en aguas del Océano Pacífico, no lejos de Hawái, poniendo fin a la misión.

Con la Misión del Apolo XI el desafío del Presidente Kennedy se había conseguido. Los hombres de la Tierra habían caminado sobre la superficie de la Luna y habían regresado sanos y salvos a casa.

 

Restaurar Baúl antiguo de madera y metal.

.

Baúl antiguo para restaurar. Un proyecto largamente postergado. De hecho, antes de empezar,  debo desalojar la terraza de trastos, poner una mesa y dos sillas para poder trabajar. Tal vez deba instalar un toldo y recolocar el aparato de aire acondicionado, los fancoils… Ya se sabe, una cosa lleva a la otra y por algo este proyecto estaba en el limbo de las cosas que algún día me gustaría hacer.

Pero no va a ser una restauración al uso. Por estas webs de todo me lo hago y lo cuento aunque sea horrible, estoy harto de ver como viejos baúles con una hermosa patina de siglos, son reconvertidos en chillones absurdos de colores sin esa esencia, vacíos de cualquier alma. Des infectos trastos posmodernos que no me dicen nada.

Es un baúl de cien años tal vez. La etiqueta y el papel interior, los quiero conservar. Por lo que deberé quitar los bichos de la madera sin quitar ese papel. Y el oxido, habré de preservarlo. No quiero tener un baúl lijado y reluciente. Quiero conservar lo que ahora es. Un viejo baúl desvencijado y oxidado. Pero al que se rescata de la suciedad, la carcoma y de una muerte cierta. Y todo por unos míseros treinta euros, en la feria de Brocanters de Port Ginesta, en Castelldefels. Que mas se puede pedir?

Tengo algunas preguntas: ¿Cómo mato la carcoma sin quitar el papel? ¿Cómo limpio el papel sin romperlo? ¿Cómo pego de nuevo el papel por los bordes despegados? ¿Cómo fijo el oxido actual? ¿Qué le hago a la madera, si solo quiero arreglarla un poco? ¿Cómo quito la suciedad sin destruir nada? etc, etc..

Palo Alto Market. Reunión de hipsters hambrientos.

.

Hambrientos de cambiar las cosas en una ciudad que necesita reinventarse a gritos cuanto antes. Sin duda Palo Alto Market es una iniciativa singular donde podréis encontrar moda, artesanía, decoración, diseño y gastronomía en una ecléctica reunión en el barrio de moda, en Pueblo Nuevo.

Un servidor ya estuvo varias veces y todavía no he podido disfrutarlo en toda su dimensión. Se necesita un ritmo mas pausado, sin tanta aglomeración tal vez, para captar toda la oferta que una vez al mes se junta para ofrecerse a una audiencia que todavía no remite.

Me compré tres latas de Sopa Campbells. Una edición especial. Son preciosas. No os lo perdáis…

.

Locomotora M68. Tren de juguete años 70’s.

.

Papa Noel me ha traído un juguete de los años 70`s. Corría por mi casa cuando era un crio y creo recordar que lo desmonté alguna vez, aunque no estoy seguro. En cualquier caso, jugué con él interminables horas por aquellos pasillos de mi infancia. Luego fué eliminado como tantos otros juguetes cuando ya tuvimos una edad y la lucha por el espacio y por el orden se adueño de mis progenitores.

Lo encontré en el Mercantic a un módico precio. Esta entera y con algunos signos de la edad pero luce bien, y casi estoy seguro que con pilas nuevas, todavía podría funcionar. Es de hojalata, de la marca española EGE y es sin duda una joya a rescatar para los nostálgicos de aquellos años, que los hay. En cualquier caso, he visto que se venden por 60€ o mas. Mi locomotora también se vende y su precio es negociable. Haced una oferta…

Barcelona se llena de mercadillos. Caballito de madera vintage con ruedas.

á

La eclosión de los mercadillos es algo que se viene gestando hace años ya. Recuerdo que algunos miembros de mi familia sufrían una frenética compulsión por todo mercadillo que se celebrase en Catalunya. Recuerdo que fuimos varias veces al mercat del Trasto en Torello, o al mercadillo de Tordera o el de Vic. O tantos otros que ahora no recuerdo.

Realmente, cada domingo del año, puedes encontrar en algún mercadillo esa ganga que ansias tener. Ese oscuro objeto de deseo que buscas en tiendas de internet pero que tal vez encuentres a la vuelta de la esquina. Son precios comedidos que no significan un gran estipendio y si los revendes, no te sacarán de pobre, pero que completan o enriquecen esas colecciones eclécticas que anidan en tu casa.

Como decía, últimamente, también yo me he aficionado a rebuscar cámaras antiguas, buscar viejos juguetes, una maquina de escribir olivetti o conseguir un buen tocadiscos para rescatar mis viejos vinilos. Tal vez sea un ejercicio nostálgico más. Una vuelta a una infancia perdida y lejana ya, de la cual añoramos pocas cosas. Tal vez, si. Echamos de menos la magia de sentirnos nuevos cada día. Sin ningún lastre, ni obligación. Un espacio de libertad mental que solo se dá en aquellas edades.

Hoy en Barcelona, se celebraban el Flea Market de la Plaza Blanquerna y en la estación de Francia el Lost & Found Market. Hemos visitado los dos en una mañana y en el Flea encontré este hermoso caballo de madera. Se puede abrir para guardar cosas en su interior. Como un pequeño caballo de Troya, ha entrado en mi casa para quedarse. Aunque tal vez lo venda, si recibo una buena oferta !!. Lo he buscado por imagen en el Google sin resultado. Estamos hablando de una pieza singular…